Buscar este blog

Cargando...

Translate

domingo, 1 de mayo de 2016

2. RECUERDOS SOBRE "LA MODELO" 1980... Y LAS CÁRCELES DE PUJOL.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 1-5-2016. Desde la mal cerrada COMISIÓN PUJOL en el Parlament, que por la prensa me enteré me citaban sin concretarse nunca el día, disuelto el Parlament por Artur Mas por las pasadas autónomicas, convertidas en pleviscitarias por la jerga independentista,  quedé con las ganas de soltar una parrafada sobre aquellas cárceles pujolistas en que se habían retenido, o sea SECUESTRADO, según comisionados de la OPOSICIÓN, con el silencio de ERC y CDC - el futuro JUNTS PEL SÍ- a decenas de extorsionados por el abogado Juan Piqué Vidal y el ex juez Luis Pascual Estevill, con el indispensable y necesario conocimiento o participación de JORDI PUJOL, su socio en varios 'negocios'. 

Tan varios negocios que además de aparecer las 'sociedades fantasma' del Bufete Piqué Vidal en los actuales enredos y presuntos delitos de Jordi Pujol junior, se pagan comisiones por ¡9 millones de euros¡, según los papeles de Panamá, a los hijos de Javier de la Rosa, otro íntimo de Pujol de la misma banda. Comisiones que por lo visto a ningun político independentista le llaman la atención.

Mi aviso en mi blog y escritos de mi particular interés por hablar de tan silenciado tema me temo fuera la causa de anular mi presencia aprobada en el pleno. Un íntimo me dice que soy pesado repitiéndome, pero si hay entradas en mi artículo anterior debe ser porque el tema poco o mucho interesa. Para mí tiene doble interés por cuanto los independentistas capitaneados por Artur Mas, o sea PUJOL, pretenden una República de Cataluña sin antes haber limpiado la 'autonómica o su estado paralelo' de la 'corrupción institucionalizada', o sea los mismos al nuevo Poder independiente.


Mi escrito del 28-11-2007

7. LA MODELO. 1981.

Comparar aquella Modelo al Holocausto Nazi es un despropósito, ¡pero no tanto!, si la liquidación de los ROJOS por el franquismo se basó en la aniquilación de todo un sector ideológico, y aún en comparación “reducido” el número de afectados, los métodos y “filosofía” fueron los mismos. Los “rojos”, separatistas, comunistas, masones o liberales (para despojar a los “no adictos” cualquier epíteto valía), delincuentes, quinquis, gitanos o “vagos y maleantes”, incluidos “maricones” y gentes de “mal vivir”, desde los “campos de concentración”, “obras del Valle de los Caídos”, o túneles de carreteras e hidráulicas, pasaron al sistema penitenciario del que nada se supo hasta 1977, cuando los motines. ¡Cuarenta años, nada menos! No es de extrañar que entrados los 80 las “hostias” y “torturas” en la Quinta y El Palomar, además del amontonamiento en celdas dejando en ridículo Auswisch o Mathaussen (no he visto en ninguna película dormir encima, a un metro, de donde se defeca), fueran normales. Una escuela de FUNCIONARIOS digna de sus maestros de siempre. Y tan enraizado el sistema del terror que la nueva POLICÍA, Los Mossos de Escuadra, o la masiva hornada de nuevos funcionarios de prisiones de la Generalitat, no se reprimen y sueltan sus furias interiores con frecuencia, no en vano JEFES Y COMPAÑEROS provienen de la “escuela anterior”, sin roturas. Pero el Pueblo, como en Alemania, incluido yo antes de traspasar aquellas CANCELAS, no queremos enterarnos. Mi desconocido y admirado abogado Carlos Obregón pone en boca de su cliente Carlos Odena en la denuncia del 91, la frase del Juez Fernández Oubiña, “que la verdad del Sr. Odena era un producto no creíble y la mentira de ellos era producto creíble”.
La Modelo y los Juzgados, o la Generalitat, ni mucho menos han mejorado tanto el panorama que se hayan superado aquellas barbaridades. Convengo que se ha maquillado mucho, pero sigue la base corrupta, los clanes ganando dinero, la perversidad entre la realidad y lo escrito. Ya entraré en CUATRO DENUNCIAS FALSAS, declarado INOCENTE EN DOS JUICIOS y sobreseídas otras dos, por falta de pruebas. Se repetía en mi mismo, pero entrados los 2000, el caso, normal entonces, de detener un atracador y cargarle todos los atracos posibles (solucionando denuncias y luciendo estadísticas de efectividad policial), probándose en el juicio que varios se realizaron estando el detenido en la cárcel en anterior condena. A Camacho, uno de los compañeros de gran parte de aquellos 80, de ahora no más de 50 años (de los pocos que viven de su generación y circunstancias), le endosaron por el sistema de la bolsa, la barra y la bañera, unos 90 atracos. Que 10 se demostrara no pudo realizarlos, no le libraría de la sentencia. “Si yo les hubiera firmado lo que quisieran, empezaba Diagonal arriba y en cualquier día podía hacerme todos los bancos…con solo enseñar la pistola te llevabas el dinero, sin medidas de seguridad…y ni menos recordaba cuantos y donde…”, me contaba. A mí, de “banquero”, nunca me atracaron. Una interesante vida la del tal Camacho, iniciándose de menor con la fuga de los 40 por el túnel desde el hueco de la base del ascensor de la enfermería a la red de cloacas. He oído a tantos de aquella fuga que los números y versiones después de decenas de años no me cuadran, y como se ha escrito suficiente, no entraré en ella pues no la viví.
Por suerte para la casta funcionarial y política franquista, la capacidad, productividad y trapicheo catalán, y extensible a toda España, había superado todos los límites soñados en su historia, creando una base media social con nivel de vida más que aceptable, y casi desapareciendo la absoluta miseria caldo de cultivo para la revolución de 1936, y a pesar de las muchas ideologías e intereses en juego, muerto Franco, se prefirió “pasar página” a tanto DISPARATE, ROBO Y TRAJEDIA, con solo unas descafeinadas manifestaciones callejeras. Los extremistas no conseguirían más. Así pues los métodos y formas continuaron. Además no todos creyeron, ni menos desearon que la TRANSICION cuajara, pero no se alcanzaría la tragedia que se respiró la noche del 23 F. TODOS COMEMOS, QUIZÁ DEMASIADO, y de circo de teles y fútbol los hay y había hasta taponar la capacidad mental y por tanto crítica de la mayoría. Los actuales PROGRES metidos a mediáticos superan en mucho el circo futbolístico del franquismo, cojo en cuanto al morbo de sangre y sexo (se cuenta que al semanario EL CASO se le limitaban a uno por semana los asesinatos), ni siquiera se era consciente de la brutal “violencia de género”. En los largos paseos por mi querida y bella ciudad he observado más colas en el SIETE PUERTAS que en los gratuitos comedores sociales. Y tras el rollo demagógico, necesario para entender La Modelo y la sociedad de 1981, volveré a mi mejorada vida en aquel especial submundo, en el envidiado destino de Economato Central.
Entre el trabajo, total y absorbente, la vida interior parecía lejana, pero mis continuas entradas a los economatos interiores me tenían al día, y por si fuera poco, los resultados pasaban ante mis narices cuando saliendo al Clínico huellaban a tres metros de mi mesa de trabajo. Yo, de estatua muda, sorda y ciega, pero mi memoria veintiséis años después es lo suficiente potente para reflejar los hechos que a tantos volvieron locos hasta el suicidio, incluyendo en esa forma de acabar con la perra vida, el drogarse, máxime cuando en la cárcel se prefiere las de mayor y rápida destrucción; la heroína, y de relleno el hachís. Un porro, una chuta, y a dormir. Vital ADORMECERSE HASTA LA INCONSCIENCIA. Si repito que aquella Modelo fue una fábrica de ZOMBIS y SIDA no me refiero a unos cientos…sino miles…y la PRODUCCION CARCELARIA se ha multiplicado, y entre tantos contrasentidos humanos la ciencia médica consigue que miles, decenas de miles, de individuos floten en la Sociedad hasta que su espoleta retardada hace estallar la bomba que como un terrorista suicida lleva dentro.
De entrada mi obsesión por la lógica de la simple aritmética, sin necesidad de ser el “microeconomista” que me achacaba la Policía, me dictaba que si los economatos vendían unos DOCE MILLONES DE PESETAS AL MES, y lo pagado por EL PECULIO, una especie de banco interno, unos VEINTICINCO MILLONES, entre los ingresos de familias y pagos por talleres, añadiendo las pelotas de dinero arrojadas desde la calle, los metidos entre paquetes, las rejas del locutorio de “jueces”, o por los de permiso, y puesto que el único gasto oficial se realizaba en los economatos, DOCE, TRECE o CATORCE MILLONES, se dedicaba al tráfico de drogas, y en mucha menor cantidad el juego y servicios sexuales. La droga, más que doblaba los legales, tabaco, cervezas, latas, mucho café y chocolate, un poco de “borne” verduras y fruta, y la preferida Cocacola a la Pepsi por la ayuda al subidón. 10.000 pesetas mes por individuo, o 20.000 teniendo en cuenta que más de la mitad o no recibían dinero o muy poco, son cifras muy moderadas y posibles. El máximo semanal LEGAL de 7.000 pesetas por preso dan una referencia, y las 1.500 del presupuesto oficial y contablemente gastadas por individuo y semana para alimentación ratifican la disociación entre la realidad y lo oficial. Un pastel importante para no despertar la ambición y necesidad de directivos y funcionarios, y si tenemos en cuenta los sueldos al uso y que el aparente total control era una fachada traspasable impunemente, no es difícil imaginar corrupciones, ya que el propio SISTEMA era una infecta chapuza.
Si los números no despertaron mi ambición puesto que las posibilidades, o sea, DROGAS, no cuadraban con mi personalidad, y además los “Don Daniel” se me hubieran echado encima (ya los tenía) como pasaba con presos traficando droga por paquetería, suministros, cocina y tantos métodos y maneras, a quizá no menos de un mes viví la primera de las “libertades” regaladas o cobradas por el Sistema, y eso sí me abrió los ojos y la ambición de libertad. Convencido de no obtenerla con fianza, pues nadie, ni mis abogados, deseaba que pusiera patas arriba el sumario, debía pensar en mi libertad por otros medios.
“¿Dónde está Juan?”. Uno de los tres juanes del almacén de suministros. “Se lo han llevado al frenopático de Santa Coloma”. “¿Qué estaba loco?”. “No, que va, más listo que el hambre”. “¿Y porqué al de Santa Coloma?”. “Toma, porque las vallas son bajas, y ni existe vigilancia”. El tal Juan estaba condenado a veinte años por asesinato. Yo no me declararía loco, ni enfermo, recomendado por el médico Baguñá. Pero si convencido que antes del juicio no me soltarían, y fiscalía y Ayuntamiento pedían DOCE AÑOS, por encubridor y cómplice del huido Antonio de la Rosa Vázquez, debía, primero insistir en el juicio, y después los SOÑADOS TERCER GRADO, y en el piso superior la recién amiga de mi mujer, Pilar Pato, la llave de mi futura y única posible libertad.
Cada día traspasaba la cancela canturreando su preferida “amor de hombre” de Mocedades, siempre con dos o tres funcionarios, y pedía café o que se lo subieran al despacho. Muy simpática conmigo. Con treinta y pico años, proveniente de Yeserías de Madrid, era la primera mujer que como funcionaria traspasaba aquellas rejas. Cara de pocos amigos, aunque siempre con la sonrisa. Un terror. Pequeña, más que yo, que ya es decir, pero tras aquellas rejas se crecía, ¡y de que forma!. Se agrandaba su importancia en mi vida, al paso que la mítica figura de mi abogado Pascual Estevill, apenas presente sustituido por su socio Soler Fisas, con grandes paréntesis entre visitas, se convertía en de una sospechosa nebulosa a un terrible cáncer a extirpar, alterando mis prioridades. Primero, Pilar Pato. Segundo, superar mi destino de “esclavo administrativo”. Entre tercero y segundo, cobrar y quitarme de encima a mis abogados, y ni por asomo sabía lo que el futuro me demostraría que después del ataque contra Javier de la Rosa, se pasaría a la órbita de Piqué Vidal, y lo peor dejándome a los pies de los caballos de los ya entonces poderoso dúo Piqué-De la Rosa, que aún aumentarían su Poder, con prioridad absoluta de ºº mantener fuera del caso Consorcio a Javier, y ni que por asomo apareciera Antonio, su padre. O sea, me había convertido en un peligroso enemigo, un peso que duraría veinte años. Y cuarto, procurar que mis negocios en el exterior (centrados en tres tiendas de muebles) no empeoraran o se mantuvieran. ¡Y encima dormía sin ni siquiera tomar una aspirina!.
Continuará…www.lagrancorrupcion.com

Desaparecido por ciberataques www.lagrancorrupción.com, repetí y repetiré para que no se pierda en el ciberespacio...  o se diluya lo menos posible...

sábado, 30 de abril de 2016

ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUNYA RECHAZA LA LISTA UNITARIA CON CDC, O DEMOCRACIA Y LIBERTAD.


Rafael del Barco Carreras

Barcelona 30-4-2016.  ¿Se acabó JUNTS PEL SÍ? En su congreso de hoy ERC rechaza la lista unitaria con CDC, o Democracia y Libertad, para el 26J. Les podría hacer daño, dice Gabriel Rufián. Entiendo que todo lo que huela a Pujol, o Artur Mas, pueda dañar. El hecho de que en la pasada legislatura  ERC haya pactado con Artur Mas rompiendo el sagrado principio de ejercer la Oposición por 'mandato democrático', por lo tanto haya encubierto la Corrupción como se demostró en la Comisión Pujol, no parece que pase factura. El 'procés' priorizaba, y mientras digo que ninguna institución pública catalana colabora con la Justicia en el caso Pujol. Un caso que altera hasta la Historia de Catalunya de los últimos 40 años. 

Joan Tardá, el buldog, vuelve a lo suyo, la independencia:

"Desitgem que tot el sobiranisme se'n surti. Tots ens n'hem de sortir. Nosaltres, això sí, hem d'aspirar a la victòria. Malgrat tot, si hi ha eleccions hem de sortir a guanyar-les"

"Deseamos que todo el soberanismo gane. Todos debemos ganar. Nosotros, eso sí, hemos de aspirar a la victoria. A pesar de todo, si hay elecciones hemos de salir a ganarlas"

!Cómo no! con lo bien que se vive en Madrid cobrando un magnífico sueldo para de tarde en tarde en los plenos soltar exabruptos y tópicos. Jamás nada positivo. Histrionismo barato. Y sobre el Derecho a Decidir:

"Si es tornessin bojos i ens l'autoritzessin, entomaríem el debat, però mentre això no passi esperem el bon amic i company Domènech l'endemà del 26-J per proclamar la república com més aviat millor"

"Si se volvieran locos y nos autorizaran, recogeríamos el debate, pero mientras eso no pase esperamos al buen amigo y compañero Domenech al día siguente del 26-J para proclamar la república cuanto antes mejor"

Su amigo de EN COMÚ PODEM. Nuevas alianzas. Diría que antes de esa républica veremos la defenestración de Puigdemont,  que este fin de semana se pasea por Flandes para afianzarse en 'separatismos'... cuando vuelva se disgustará de que Junqueras se 'desenchufen' de CDC... 



En las noticias
Imagen para el resultado de noticias
El movimiento de Mas es prácticamente la última carta que les quedaba por esgrimir a los ...
ERC rechaza la lista conjunta con CDC y Artur Mas
La Vanguardia - hace 1 día
ERC rechaza ir al 26J con CDC: "Estamos muy orgullosos de nuestra lista"
OKDIARIO - hace 1 día


TV3, LA SECESIONISTA CON DINERO PÚBLICO, EN LAS NOTICIAS TARDE SÁBADO




ERC rebutja la llista unitària i convida En Comú Podem a proclamar la república

Esquerra ha aprovat en el seu consell nacional presentar-se amb la mateixa llista que el 20-D




RECUERDOS SOBRE "LA MODELO" 1980

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 30-4-2016. Los virus, con la desaparición de www.lagrancorrupcion.com y www.elconsorcio.com, y mis deficiencias técnicas, me aconsejan recuperar escritos, y como LA MODELO y cárceles de Pujol concentran lo peor del corrupto personaje y sus íntimos o socios, vuelvo al 2007.

Sé que me repito demasiado, pero considero que aquello recuerdos son indispensables para comprender la total 'corrupción institucionalizada', y además me apetece releerlos máxime entrados en escena los hijos GRABRIELA Y JAVIER DE LA ROSA junior, y la tercera generación de los Pujol NURIA PUJOL. 

Si me leen, al igual que toda la familia de Pascual Estevill, o gran parte de los ex o actuales del Bufete Piqué Vidal, si no me perdonan la insistencia, lo entenderán, o eso quiero creer.

ESCRIBÍ EL 9-11-07
Este año es noticia, por fin la desmantelan, o eso dicen. Los vecinos ya no sufrirán su presencia. Mantendrán la estructura central como monumento y recuerdo a su tétrica historia. Pero lo tétrico no es historia, alcanza nuestros días, con el beneplácito ciudadano. ¡Que se lo pregunten a Xirinachs, que se suicidaría de puro asco, y tanto acallado denunciante!. “Asesinos, asesinos…”, gritaban por los 80 desde los balcones a las tres de la madrugada, cuando varios funcionarios apaleaban, después de consumir grandes raciones de alcohol, a los desgraciados engrilletados a las argollas que entonces colgaban de las paredes del semisótano de la QUINTA GALERÍA. El sistema para mantener el orden en aquella pocilga. Hasta NUEVE en una celda de nueve metros, con jergones encima del pestilente retrete. 2.600 presos, donde 1000 ya eran demasiados, con una galería destrozada en los motines de finales de los 70, sin comedores, asquerosas y frías duchas a menudo sin agua, y la comida pura bazofia, suplida por la exterior si se podía pagar. Igual o peor que el “Expreso de medianoche”.
Por desgracia he vivido las varias MODELOS de los últimos veinticinco años, y aun no sé cual es la peor, si la del 80, la de los 90, ya con la Generalitat, o los 2000. Si en una, las torturas, con el argumento de los torturadores de aplicar el único SISTEMA viable para mantener el orden con pocos carceleros (y afirmo que con placer por su parte), o la otra, donde flotan zombis drogados, vigilados por infinidad de funcionarios y “técnicos”, cuyos desastres cuando obtienen la libertad o permisos son más que evidentes. Cabría estudiar si el violador o asesino reincidente, siempre multiplicando su agresividad después de una larga estancia en prisión, añade a su inicial desviación biológica o psíquica un plus de venganza por el trato y “terapia” recibidos.
Si el primer día aun no me había repuesto de la sorpresa de la detención, cuando con mi abogado Pascual Estevill celebramos, la noche anterior, con cena en el Casino, la negativa del juez de instrucción al procesamiento, al segundo tomé conciencia que si el sumario reflejaba la Gran Corrupción de la clase política y financiera de Barcelona, a la que añadiría la judicial, allí cada palmo no solo era corrupto sino inhumano (con zonas muy parecidas a las descritas en los campos de concentración nazis). Ya antes de entrar, primera escena kafkiana, el policía “jefe de estafas”, Justo Aguilera (actual comisario jefe en Jaén), “para despistar a la prensa” nos lleva él SOLO, a Serena (de Automóviles Serena) y a mí, desde los juzgados al “Abrevadero”, excelente restaurante tras el “Teatro Victoria”. Mi última comida en libertad, y con un policía que los años me informarían de la cuerda de Piqué Vidal. La Policía no aplicó con nosotros el habitual “hábilmente interrogado”, que hacía de la Modelo el destino soñado de todo detenido… tenían el guión previamente estructurado. No recuerdo interrogatorios pesados, solo los asquerosos calabozos de Vía Layetana con olor a orines y de difícil distinguir entre la noche y el día. Tres días de pesadilla.
La sexta era la “mejor”, para primerizos, gente no conflictiva, o trabajando en talleres y “destinos”, y tres en una celda GRAN CONCESIÓN, si no fuera porque el compañero de litera bebía no menos de treinta cervezas diarias y se pasaba la noche meando, impidiendo conciliar el necesario sueño. Al tercer o cuarto día descubrí que la única ventaja del lugar era el obligado ajuste al medio olvidando el mundo exterior. Pero no se olvida, duele intensamente. Y premisa sin excepción, no tomar ni “aspirinas”. El “aguanta”, o de lo contrario “revientas”.
Hacia los cuarenta años con tres hijas menores y familia en los negocios (muy lejanos a la millonada denunciada y con problemas jurídicos agravados con la detención), si aquello duraba, el futuro se mostraba muy negro, ¡y duró TRES AÑOS! (de allí al juicio y condenado a los tres años), y con la prensa publicando millones a mansalva, que yo no había visto. Otro recuerdo imborrable, la diputada socialista ANA BALLETBÓ vociferando en el Congreso de los Diputados que los del gran desfalco del último franquismo el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA estaban donde debían, LA CÁRCEL. Yo ni había estado nunca en el Consorcio ni era franquista ni tenía nada que ver con esos DIEZ MIL MILLONES que decían desaparecidos. Y La PRENSA, actor importantísimo en el tétrico drama, publicando que Bruna, el delegado del Estado ya encarcelado meses antes, vivía en prisión como un marajá. Sin embargo leyéndola a diario, entre líneas, completé lo deducido en el sumario, el gran engaño que entre los autores y descubridores “Serra y Maragall” se fraguó beneficiándose de los millones del BANCO GARRIGA NOGUÉS, o sea, Javier de la Rosa. Los cuervos a por su presa. Pero eso ya era el pasado, si pretendía la mínima comodidad, o simplemente huir lo más posible de la más sucia de las miserias y convivencia… ¡habría que pagar!. La expresión del Director Camacho, “a los del Consorcio no se les puede dar DESTINO porque la prensa se me echa encima”, solo se paliaba con las promesas de una libertad con fianza. El segundo y tétrico engaño de mis abogados, el primero, que ni me procesarían. Un primer año entre el patio, Pascual Estevill y Eduardo Soler Fisas. Y los enemigos no estaban en el patio, eran mis abogados. Ni allí ni en ningún lugar encontraría a nadie tan amoral como Pascual Estevill, y por desgracia tardaría en darme cuenta.
Y si el terror suplía a los pocos funcionarios, unos VEINTICINCO por guardia (ahora varios centenares para la mitad de individuos), un refinado sistema de beneficios mantenía el orden y todo el organigrama interno. Los antiguos “cabos de varas” (sin las varas en la ya Democracia), los “kíes” dominando el juego y las DROGAS, y un buen número de “destinos” (prácticamente la cárcel funcionaba con el trabajo de los presos) mantenían el orden en aquella anarquía total. Entre las concesiones, la compra de cervezas al precio de “economato”, catorce pesetas, para revenderse a cincuenta, y si el cupo por persona eran dos diarias, según el “destino” se podían comprar hasta varias cajas con lo que las ganancias o las borracheras eran seguras. Primera premisa, pagar por TODO, desde un “machaca” a la “red” que te permitiría comer con vino o “salir del patio” y alcanzar un buen “destino”. De entrada la prioridad, las chinches, el borracho Juan, las depresiones que me juré no aparecieran, y comer decentemente. El aguante humano es infinito, con un mínimo de voluntad e ingenio.
Desde el primer momento me pareció imposible no caer enfermo, todas las enfermedades infecciosas tenían cabida, y apareció la SIDA, que a mi entender pudo incubarse tan bien allí como en el África donde situaron su nacimiento. Otra incoherencia, culpa de mi obsesión por la ducha diaria, mis pies se llenaron de hongos provocándome la única herida o enfermedad de toda mi vida de adulto, y desde entonces el Panfungol es la solitaria medicina de mi botiquín. Quizá sea un caso especial pero desde las anginas de mis quince años, jamás he acudido a más médico que un dentista. Una suerte añadida, porque la atención médica, era más bien desatención, y en manos de un único y siniestro personaje.
Continuará…

2. LA MODELO. Julio 1980.

Por Rafael del Barco Carreras

Al margen que el caso CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA generara páginas contra los encarcelados, el Delegado del Estado nombrado en 1977, Bruna de Quijano, el comerciante de coches Fernando Serena, y yo, y al mismo tiempo los socialistas de “Serra y Maragall”, y otros, aprovecharan el enredo para sacarle (supongo al estilo FILESA, extorsión) al Banco Garriga Nogués, alias JAVIER DE LA ROSA MARTÍ, hijo del huido “secretario” ANTONIO DE LA ROSA VÁZQUEZ, muchos más millones de los denunciados, en principio a la prensa 10.000 millones, rebajados en la denuncia a 1.200, de las pesetas de entre 1975 a 1979, mi vida en la Modelo forjaría otras prioridades. SOBREVIVIR, física y mentalmente.
Los recuerdos podrían degenerar el cuadro a describir, por lo demás solo escrito por alguna de las víctimas poco o nada escuchadas o leídas, ya en denuncias oficiales (todas “aisladas” o archivadas) o escritos más o menos enmudecidos, y por ello cuando me refiero a aquella MODELO, cito al primer JUEZ DE VIGILANCIA PENITENCIARIA, Javier Gómez de Liaño, en su excelente libro “PASOS PERDIDOS, Confesiones en carne viva”. Navidades de 1981, “Cuatro meses de trabajo fueron bastantes para descubrir el cúmulo de abusos y barbaridades que se perpetraban en la cárcel Modelo de Barcelona. Situada en pleno centro de la ciudad, era como un amplio escaparate del absurdo”. El libro, editado en 1999, sigue con alguna de las espeluznantes escenas, como su visita al PALOMAR, unas celdas acolchadas (para locos) en la enfermería. Esas celdas formaban parte, con las argollas de la QUINTA, del SISTEMA, y con la ventaja de que los gritos no despertaban a los vecinos. Cuenta que años después preguntó al secretario del juzgado por los varios sumarios abiertos por homicidios, asesinatos, torturas y corrupciones de todo género, con incluidas “venta de libertades”, no por SUS DENUNCIAS, sino por las víctimas…NO PASÓ ABSOLUTAMENTE NADA, NINGUNA SENTENCIA a considerar, NINGUNA. Si el Gobierno Suárez nombró director para pacificar la cárcel, tras los motines, al torturador Camacho, no se quedó corto al nombrar PRESIDENTE de la AUDIENCIA A ALFONSO HERNÁNDEZ PARDO, dos sátrapas del más refinado franquismo.
Primeros de julio de 1980. Alojarse en la planta baja de la SEXTA GALERÍA sería a lo que los periodistas se referirían en el VIVIR COMO UN MARAJÁ sobre Bruna, y si se comparaba con la CUARTA, DE REINCIDENTES, O LA TERCERA (con promedios de 700 individuos), PARA EXTRANJEROS, moros, negros y sudamericanos, era una “delicia”. Unos 400 individuos en unas 90 celdas, con un funcionario que recontaba y poco más. La gran ventaja de la sexta, durante el día la mayoría trabajaban y los pocos que quedábamos podíamos movernos entre el patio y la celda. La SEGUNDA, más pequeña, con varios de la ETA, no estaba mal en cuanto al ambiente, y la QUINTA, la de castigos, la de las barbaridades, sin olvidar la enfermería que lo mismo servía para aislar algún enchufado que para matar a palos a cualquiera, y cuando digo “matar”…es matar. Recuerdo que muchos años después cuando ya no existía EL PALOMAR, Don Francisco (nombre real de uno de los presuntos torturadores) me contaba que al entrar en una de las celdas el “loco” le arrojó a la cara los excrementos… y lo puso a caldo ¡claro!.
El susto inicial de que poco menos se me comerían se pasó rápidamente. A los “caballistas”, así se llamaba entonces a los de “dinero o bolígrafo”, se les respetaba, por lo menos en aquella galería donde el resto se jugaba mucho de salirse de las normas. Zamora, el cabo, todo un prototipo, chorizo, tuerto y ligera cojera, se desvivía para tenernos contentos, claro que consumiéndole alguna de las porquerías que servía en su “rutina”, café de sucia cazuela, tortillas, o carne que conseguía de la cocina, al igual que el machaca Miguel procuraba un jergón sin cuerdas, colchón sin meadas, o sábanas limpias. Mi contable mentalidad le atribuyó ganancias de unas 200.000 pesetas mensuales, aun manteniendo a tres ayudantes. Toda una fortuna, o sea, que el primer responsable del “orden”, y chivato oficial, era el más interesado en su mantenimiento. Xiqui y Angel (nombre falso), con las drogas y el juego, ganaban más.
Las drogas. Si la compra de varios porcentajes de acciones, en efectivo y con letras, de Charly Max, negociación en la que me enfrenté al retorcido futuro presidente del Barça y de Husa, Juan Gaspar, que con un 7% y la gerencia succionaba los sustanciosos beneficios, me hicieron administrador de la célebre entonces discoteca en Barcelona (esquina Bori Fontestá-Beethowen), con lleno continuo, y me pusieron ante el creciente tráfico de drogas, ahora se mostraban omnipresentes, la primera y imperiosa prioridad. Un elemento nuevo que desde el primer instante me indicaba su terrible peligrosidad, pero marginándose de su circuito y consumo la tranquilidad CASI absoluta.
Mi primer amigo, CHUECA, todo un personaje, una celda para él solo desde que hacía unos meses un túnel desde la Avenida Roma pretendía alcanzar el patio de la sexta pero se hundió en la calle Provenza (la zona es una explanada, antigua riera desde Sarriá al Paralelo rellena con tierras del Ensanche, donde infinidad de ratas construían sus madrigueras, saltando a la cara de los perforadores), descubriendo su autoría por los planos que llevaba encima. Pretendió reeditar el famoso túnel por donde escaparon cuarenta y cinco presos. Se proponía poco menos que vaciar la cárcel, cobrando peaje. Falsificador, estafador de bancos y casado con una italiana (pura mafia decía). Después de una temporada en la QUINTA, vivía tranquilo y solo en la planta de la SEXTA. Murió poco después de su libertad de un disparo en la cabeza.
Y si yo en el interior buscaba mi acomodo y hasta emborronaba cuartillas, leía o jugaba con mis compañeros, cartas y frontón, a la par que atosigaba a preguntas a BRUNA, nunca aclaradas, mi mujer demostraba su gran actividad exterior, consiguiendo a los pocos días entrevistarse conmigo en el locutorio de “Jueces”. Todo un logro ya que en los locutorios generales (sin cabinas) era imposible por el griterío mantener una conversación. Y los logros no vendrían por los “amigos” que del ambiente “oficial” nunca tuvimos, y los otros desaparecieron o perjudicaron, sino por el BAR LA MODELO, la Tina, donde servían las varias docenas de comidas que se pasaban a diario al interior de la cárcel. Comenzó picando piedra, o sea, a invitar, pagar comidas, o pasarse horas esperando no sabía qué… por lo pronto comida decente, aunque cara, y la prensa…
Continuará…ver www.lagrancorrupcion.com



3. LA MODELO. 1980.

Por Rafael del Barco Carreras

Mi profesión y negocios, comparados con lo caído encima, eran una insignificante turbulencia. De ser, para un reducido grupo de conocidos, el Del Barco de la Caja General de Crédito, una pequeña Sociedad Cooperativa de Crédito, a convertirme gracias a la PRENSA en el del CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA. Y de unos problemas jurídicos por dos grandes urbanizaciones, provocados por una serie de situaciones, como la fusión con CAJA IBERICA, que a la vez se fusionó con el BANCO CENTRAL, provocándome problemas de financiación, sin relación alguna con los De la Rosa y su Consorcio hasta muy entrado su “desfalco”, me convertí para la prensa en toda una serie de “profesiones” y personalidad. La más graciosa, “directivo” del Consorcio, aunque la de “secretario” de Antonio de la Rosa almacenaba más malicia. Releyendo ahora los recortes de prensa me pregunto como en tan poco espacio de tiempo pudieron lanzar tantos inventos, incluso contradicciones, y sin que ningún periodista o medio se interesara por la verdad, ¡con lo fácil que hubiera sido preguntarme a mi, a mis empleados, familia, conocidos, registro mercantil, incluso agencias de informes!. El Grupo Z (El Periódico e Interviú) lideraba la campaña. Y entre los “directivos del Consorcio en prisión”, dictado por Pascual Maragall, nombrado delegado del Ayuntamiento en el Consorcio, doble sueldo, aparecía a toda página la publicidad del BANCO GARRIGA NOGUÉS, o BGN INTERNACIONAL, pero NUNCA en ningún medio se citó a JAVIER DE LA ROSA, a pesar que mis declaraciones y escritos al JUZGADO no solo centraban el Banco y Javier como “colaborador necesario” sino hasta “autor necesario”, convirtiendo los talones con beneficiario falso en EFECTIVO disponible.
Pero si la prensa enturbiaba mi relativa tranquilidad en la SEXTA, mis abogados, Soler Fisas y Pascual Estevill, me excitaban con su frase favorita “esto es un tema político”. Mentalizándome además con que la policía de Justo Aguilera me convertía en el “cerebro” pues por mi reconocida capacidad profesional, según ellos, era más capaz que Antonio de la Rosa, situado en su informe a un nivel de alta “macroeconomía” frente a mi “microeconomía”. Y barajando la posibilidad de una FIANZA justificaban su visita, y preparaban exprimir a mí y al caso. Sin embargo, yo atento a la llamada del altavoz. Una tortura lo del altavoz por si tus abogados traen buenas noticias. Y así tres años, hasta el juicio.
Alentar esperanzas es fácil para sinvergüenzas de la catadura de Pascual Estevill, máxime a un terminal, y el ambiente contribuía. Si la crisis del 73, la muerte de Franco, y las turbulencias de todo tipo, crearon quiebras a mansalva, y por lo tanto estafas, allí apenas si nos encontramos en principio una decena por temas de “bolígrafo”, alentando la idea de la “FIANZA”, y TODOS los conocidos durante TRES AÑOS la consiguieron, exceptuando los del CONSORCIO. La creencia popular de que con dinero no se entraba en prisión, se convertía en cierta. Sin antecedentes penales, la “fianza” era lo habitual. Tan poca gente, por dinero, que aún se hablaba de Vilá Reyes, el de MATESA, a quien la prensa nos comparó. En sus antípodas de “clase social” el último de los ajusticiados por garrote vil, Puig Antich (de los dos hacía unos seis años), que con los motines y fugas, formaban las fábulas del lugar.
CHUECA, el del túnel, vecino de celda, me insistía. “Os pondrán fianza, pero con ese De la Rosa, lo tenéis mal…yo viví unas letras avaladas por el Banco Garriga Nogués colocadas a inversores, y hasta a bancos suizos, apareciendo duplicadas…y el Banco por teléfono confirmaba tanto verdaderas como falsas…varios cientos de millones”. Me sonaba a lo de los terrenos falsos, con Pascual Estevill asegurándome tener localizados al equipo de abogados, en Rambla Cataluña, que gestionaron toda la operación de terrenos de Montornés, verdaderos, falsos, y falseando también con precios desorbitados los contratos de las compras reales. Con el tiempo esas y otras pruebas no se siguieron y hasta desaparecieron.
Y Serena y Bruna insistiéndome que no cargara las tintas contra Javier, que el autor era el huido padre. La primera de las diferencias con mis dos compañeros de causa. “Rafael, estoy de acuerdo que el desfalco es mucho mayor, pero Javier no intervino…y tus acusaciones nos complicarán la vida”. ¡Ya lo creo que me la complicaron!. “Pero Fernando, te declaras “administrador” de Antonio, y Justo Aguilera informa que tus ventas de coches no son más que “blanqueo”, y por las cifras en el sumario ni tú significabas nada en las cantidades barajadas por los De la Rosa, ni mucho menos necesitaban esas ventas de cincuenta automóviles para blanquear…tienen ese Internacional BGN anunciado con total desvergüenza”. “No debí bajar de mi pueblo…”. Y si Serena se sentía culpable por el hecho de abandonar su pueblo, Campo, en el Alto Aragón, e iniciar una nueva vida en Barcelona, en principio conduciendo camiones, Bruna, sin responder a ninguna de mis preguntas sobre el CONSORCIO, le daba vueltas a la doble vida de Antonio, su amigo de toda la vida. “Déjate de orgías, yo nunca participé en ninguna de esas orgías…ni Serena, supongo, eso es un invento, una cortina de humo”. “Pero Serena le presentaba chicas…”. “¿Y eso le convierte en culpable?”. “Y tú estuviste con Antonio en París y ese crucero”. “Sospecho una más de las trampas…y allí nada de orgías, yo fui por trabajo…y él montó unas escenas de viejo verde y putero…seguro premeditadas para que pareciera lo que no era, y ¿quien las lanza contra mí?...él mismo…o sea, Javier, su hijo…y la fábula de que pervertimos a su padre”. “Pues era un hombre de misa diaria”. “¿Qué me estás diciendo…que los de misa diaria no llevan doble vida?”.
Al juez de instrucción Miranda de Dios, DEL OPUS, “le impresiona lo de discotequeros y las orgías”. Yo entonces ignoraba que le impresionó más el PISO que le proporcionó PIQUÉ VIDAL, abogado de los De la Rosa, cercanos también al OPUS. Veinte años después cuando un periodista preguntó al juez por esos pisos contestó que Piqué Vidal (ya se le conocía por el hombre del maletín) era entonces un profesional honorabilísimo y que en su juzgado nunca supo de asuntos de su Bufete, rasgándose las vestiduras porque alguien pudiera dudar de sus cuarenta años entregados a la Justicia.
Conversaciones del infinito patio. “Se ha de ampliar la denuncia en los diez mil millones… o si no, tu propia defensa debería incidir en esos doscientos millones de talones con beneficiario falso ingresados o pagados por el Banco Garriga, antes de que tú fueras nombrado Delegado del Estado”. “Estamos en ello, pero Antonio pudo engañar a su hijo como lo hizo conmigo…”. “O viceversa…el hijo engañar al padre, o los dos a una…o solo el hijo, puesto que el padre poco pasaba por el Consorcio”. Y si los encarcelados opinaban así, Rafael Jiménez de Parga, abogado del Ayuntamiento (ahora acusado por las extorsiones y chantajes con Pascual Estevill y Piqué Vidal), incluiría su frase de “El Sr. Del Barco lo que pretende es magnificar el caso para conseguir su libertad con fianza”.
Y mi mujer conseguía más día a día. Según la guardia, las visitas por el locutorio de jueces se alargaban. Un bálsamo unos cuantos besitos entre las rejas sin cristales de separación. Tardaríamos en conseguir un “visavis”, nada se regalaba de inmediato, aunque aquellos “visavis” ni parecidos a los de años después con celda, duchas y condones. Una sala con varias familias, unos asquerosos urinarios, o un armario donde cabía una pareja, pero con libro de familia y cada cuatro o seis meses. En principio, soñando con la fianza, o ante la vejación del denominado “vis a vis”, ni se planteaba.
En la misma cabina Pascual y Soler Fisas me convencían que mis letras por la venta de la discoteca Charly Max, con contrato denunciado, 52 millones (de los que yo tenía 30 en letras), y por tanto podrían embargar, se las cediera justificando MINUTAS, y él me devolvería el dinero. Maldita solución. Otra incógnita, el juzgado no embargó las letras (a pesar de citar la operación en la sentencia), pero Pascual tampoco devolvió el dinero. Y para remate, el único amigo, mi socio del HOTEL RITZ, Antonio Parés Neira me visitaba alabando el buen hacer del ya abogado común, a la par que se guardaba, y desaparecería, una documentación reflejando nuestros intentos de venta de los terrenos del Consorcio en Montornés (actual Circuito de Cataluña), demostrando mi ignorancia sobre su falsedad.
El frontón se convirtió en el desfogue de cada día. Unas duras pelotas con núcleo de miga de pan e hilo de varios calcetines que se “colgaban” a cubos entre los muros, obligando a pagarlas nuevas y usadas. Camacho, un joven atracador, Koldo de la ETA, y “Cuello de Toro”, un sesentón delincuente de toda la vida, elevaban el nivel de juego a cotas de entusiasmo público.
La tranquilidad de la SEXTA no solo la alteraba las noticias exteriores, las interiores amenazaban tormentas. La Tercera y la Cuarta no se resignaban. Si las razias, palizas y traslados acabaron con los motines de los últimos 70, las condiciones habían empeorado. La masificación y los preventivos, sin límite en el tiempo para el juicio, aumentaban. Y la política del durísimo y corrupto director CAMACHO encendía los ánimos. Cada día aparecían rudimentarias armas, y no tan rudimentarias, como una pistola del veintidós.
Y por primera vez, un par de semanas, saltó en mi entorno la muerte, a unas celdas de la mía. Un desgraciado aporreando la puerta durante la noche. El infarto llegó antes que los “enfermeros” (presos con bata sucia). Las habría a decenas. Los de guardia en el Centro, la garita desde donde se veía y oían las galerías, andarían ocupados, borrachos, en las sacas nocturnas por incidentes ocurridos durante el día, y chivados por los conductos habituales, aplicando los oportunos correctivos en el sótano de la Quinta. ¿Eh, jefe de Centro Pastor, y de Servicios Don Fernando?. A Pastor le encanta contar a la prensa y televisión la ejecución de Puig Antich, pero nunca contará las muchas ejecuciones “ilegales” de sus demasiados años de servicio. De carcelero con gorra y porra, a Jefe de Servicios, y oficinas hasta la jubilación.

Continuará…ver www.lagrancorrupcion.com



4. LA MODELO. 1980.

Por Rafael del Barco Carreras

Y se perdía en recurso la LIBERTAD CON FIANZA. Pascual Maragall, Delegado del Ayuntamiento en el CONSORCIO, no soltaría la segunda de sus grandes oportunidades en la vida, la primera, formar parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento con NARSIS SERRA. De funcionario con PORCIOLES, a regidor, la política activa. El “pastel”, la ilusión de todo burguesillo catalán de San Gervasio. El Consorcio de la Zona Franca, arruinado por el desfalco de Antonio de la Rosa, un limón con mucho jugo. A su primer éxito mediático junto a su amigo Narcís Serra, detener a los AUTORES (la última gran corrupción franquista, ellos limpiarían el País) añadiría dinero a grandes dosis, ajeno a los más o menos rígidos presupuestos del Ayuntamiento y con las arcas vacías (según insistía el Alcalde Serra), primero al Banco Garriga Nogués, Javier de la Rosa (tras ellos el mayor Banco del País, BANCO ESPAÑOL DE CRÉDITO, sin olvidar que la CAIXA, y su Caja B, dinero negro, se citaba en el Sumario), y al mismo tiempo al Gobierno Suárez, culpable del desaguisado, pero además con sus partidarios en Barcelona metidos y en torno al Noticiero Universal (donde el Banco Garriga Nogués perdió 2.000 millones). Se entendió de inmediato con el hombre nombrado por Suárez, a las órdenes directas de su cuñado Aurelio Delgado, Carlos Güell de Senmenat. Los del CONSORCIO debían seguir en prisión y lo pretendido por Del Barco, ampliar la denuncia a los 10.000 millones defraudados, no solo no interesaba, se bombardearía. Neutralizar a su abogado, Pascual Estevill, a través de su amigo de Universidad, Piqué Vidal, de los De la Rosa (los dos impartían clases como auxiliares) pan comido. Además Pascual era el abogado del Noticiero de los de UCD. Los íntimos sabían no solo lo de la amistad sino la amoralidad de los dos personajes. Y Pascual al dictado del metepatas Del Barco amenazaba con incluso una posible detención de Javier de la Rosa Martí, el hijo del fugado Antonio, la fuente de sus financiaciones. El gran HIJO PRÓDIGO, y nunca mejor dicho LO DE “HIJO” y “PRÓDIGO”, repartió sin freno a todo Poder que amenazara DENUNCIARLE o detener a su padre (lo que evidentemente le arrastraría), entonces y durante QUINCE años, hasta que el Juez Fernando Pérez Máiquez, (también inquilino de Piqué Vidal) prescribiera sin necesidad de detener (sustanciar el delito, reza la jurisprudencia), o la presencia del padre Antonio, su responsabilidad penal.
Retener a los del CONSORCIO tres años preventivos les supuso a “Serra y Maragall” el aval del Gobierno Suárez cubriendo todas las deudas (la mayoría de la CAIXA), UNOS 10.000 MILLONES, más 2.500 millones en efectivo por la venta de unas hectáreas AL PUERTO, ¡eso para el Consorcio!, y PARA EL PARTIDO Y SUS SOCIALISTAS, que se sepa, al BANCO GARRIGA NOGUÉS, o sea, a Javier de la Rosa, talones como el de 60 MILLONES al senador socialista JOSÉ BATLÉS, avales por miles de millones, según declaró a la prensa muchos años más tarde MAGDALENA ALVÁREZ, para comprar la prensa del MOVIMIENTO y una tontería de crédito para el CONSORCIO de 396 millones con fecha 26-3-83, un mes antes del juicio y mi libertad. Lo documentado y publicado. ¡Cuidado!, esas cifras sobrepasaban el presupuesto anual del AYUNTAMIENTO DE BARCELONA.
Un verano tórrido en la Modelo. Calor e impotencia. “Pero, ¿qué dice Miranda de Dios?, nuestros escritos son claros…”. Y Eduardo Soler Fisas respondía con su frase favorita “es un tema político”. Y yo aguantando el espectáculo de una paliza de muerte al secuestrador de una anciana y una niña, a la que además violó, mató y enterró. A gusto hubiera participado, pero la violencia no fluye en quien no la contempla ni en su subconsciente. Al poco, la historia se repite, un chico, tirando a subnormal, había estrangulado a su sobrina de nueve años mientras la violaba. El funcionario, señor Navarro, en el primer signo oficial de “confianza”, lo destina a mi celda porque “soy buena persona”. No se libró. Un distintivo carcelario, el de las palizas a los violadores, y de muerte, con niños, que el futuro diluiría absorbido por la DROGA (legal e ilegal). En cuanto a mí, ningún signo peligroso. Comíamos, de la Tina (Bar Modelo), en una mesa de cajas de plástico de verdulería, sentados en los camastros y más cajas, Chueca, Serena, y alguno más. Jugaba a frontón con Camacho, Cuello de Toro o Koldo, tiraba unos dados con el Xiqui, o le pedía un refresco a Ulises, el fantasma de las obras del Ensanche, que delinquía rompiendo escaparates para que lo encarcelaran.
Pero el verano y su relativa paz se calentarían en septiembre a los dos meses de entrar en prisión. Perdido el recurso pidiendo la libertad con fianza, a los ataques de la prensa ordinaria, menos La Vanguardia (Godó buen amigo y vecino de De la Rosa) que no publicaba ni bien ni mal (la publicidad a toda página del BANCO GARRIGA NOGUÉS exigía el silencio), se añadió una revista de gran formato editada por un ex socio de Antonio Asensio y fundador de INTERVIÚ, José Ilario Font, con una serie de artículos al dictado de Serra y Guell de Senmenat, o sea de Pascual Maragall. La versión del Ayuntamiento con casi sentencia firme. EL JUICIO PARALELO. Yo era un testaferro, tan nombrado en cada artículo que mi nombre se convertía en principal. Después de la campaña del Periódico sobre “mis urbanizaciones”, la puntilla a nivel mediático. Ni una referencia a Javier ni a mis declaraciones en el juzgado. Por suerte duró seis semanas, después desapareció la revista, EL MAGAZIN. Siempre he supuesto que la financiación provendría del Banco Garriga. Un toque de clarín de lo que se avecinaba. Si el panorama en el Ayuntamiento, yo ya lo tenía claro, me asombraría de lo que eran capaces los jueces, las voces de los encarcelados por los asesinatos de Viola, Bultó y La Escala sobre su inocencia se oían por toda la prisión a pesar de no estar en la Sexta. La suerte de no ser torturado como ellos, no excluía que se fabricaba unos culpables y sin necesidad de torturas. Y si mis abogados seguían incordiando con los escritos que yo les inspiraba, aun no tenía razón para sospechas, cabía la esperanza, ante los indicios abrumadores, que el juez se decidiera citar y requerir pruebas.
La sombra de los motines no desaparecía. Los nombres, el “Julián” (trasladado de prisión, y en una de sus salidas a un hospital se cayó por la ventana al intentar escaparse, versión oficial, la otra, que lo mataron a palos), los Cuenca, con los adolescentes Vaquilla y el Torete de emblema, los Ugal, y algún Jodorovich, amenazaban con resucitar la COPEL (asociación de presos en lucha). Kíes, gitanos y quinkis, que la droga aun no había anulado pero les permitía considerables ganancias. Gente de la marginación tan profunda que solo veinticinco años después es difícil concebir que la Ciudad alimentara esos caldos de cultivo, y todos muertos “jóvenes”. Los conocí en mi niñez, los de las barracas del Carmelo. Junto a sus chabolas, barro y miseria, existía una ciudad donde los coches y buen vivir se veían al alcance de la mano, y del choriceo de subsistencia pasaron al atraco bancario, las armas, y con cuatro esnifadas los dueños del mundo. El machismo y la dureza a límites de autolesionarse hasta su cuerpo parecer salido de primitivos rituales. El tipo de delincuencia “franquista”, escapada o intentando escaparse del total dominio de una policía brutal y corrompida, y emulando a Alan Delón o Jon Travolta. Y si como se demuestra alterando el espacio mínimo vital llenando de individuos, ratones, una caja, alcanzas además de la locura la agresividad más salvaje, en una de tantas celdas de nueve se viola hasta la muerte a un recién ingresado, un pringao adolescente, destrozándole el ano y vientre con el palo de la escoba, confirmando que el único freno es la violencia al mismo nivel. Oigo las habituales palizas de la quinta, yo, todos, y todos los vecinos de las calles Rosellón y Provenza.
Nunca hubiera imaginado que en mi ciudad, más allá de las películas, la realidad no solo alcanzara una crudeza tan extrema, sino que liquidando el “franquismo” se forjara otro mundo, el de la DROGA. Aquella delincuencia del Somorrostro, La Mina y Can Tunis indiscutiblemente sería eliminada. Circulaban ya por allí algún apellido de la rancia y en parte arruinada burguesía derivado a la cocaína. Dos mundos tan distintos que era imposible que se pusieran de acuerdo para grandes reivindicaciones sociales. Solo separaban la Sexta de la Tercera y Cuarta dos débiles cancelas, y el terrible Centro, la gran garita de guardia, pero nunca tuve la seguridad de que si estallaba un motín aquellos pocos guardias nos protegieran del odio contra los enchufados, caballistas y chivatos en que nos catalogaban. Limitado pero sucedió, unos cuantos de la cuarta entraron en la segunda, a por droga, y apuñalaron al primero que se les puso por medio, el capitán de un carguero griego detenido por contrabando.
A unos pasos de la Sexta la existencia se complicaba, otro mundo, con la misa, el cine dominical, apuntarse al médico, o los esporádicos cruces a los locutorios, intercambiando contactos y negocios. Las drogas y hasta el sexo muy activos. El cine se comparaba con el Diana de la calle las Tapias y la lavandería, una verdadera casa de putas.
Hipotéticos peligros aparte, a los tres meses de tranquila Sexta, el sumario se movía. Pascual Estevill o Eduardo se mostraban eufóricos, el juez Miranda de Dios, admitía nuestras demandas. Se citarían, paulatinamente a los principales vendedores de terrenos, funcionarios del propio Consorcio, y todos los necesarios para esclarecer nuestros postulados, incluido a JAVIER DE LA ROSA MARTÍ. Los primeros a un mes vista. Me parecía una eternidad, aun no había calibrado que un mes en los juzgados es una unidad de tiempo mínima. Volverían a pedir la libertad con fianza, seguros que de las declaraciones quedaría patente que ni Serena ni yo teníamos nada que ver, y que nuestras cifras y negocios con Antonio de la Rosa eran una insignificancia dentro del conjunto del desfalco.
Continuará…Ver www.lagrancorrupcion.com



5. LA MODELO. Fin de 1980 y entrando en 1981.

Rafael del Barco Carreras

Esperanzado con las citaciones para demostrar el gran desfalco, iniciado en cuanto a los terrenos (había más) en 1975, día de la muerte de Franco, por 10.000 MILLONES. Mi objetivo, expuesto en los escritos de Pascual Estevill, probar que mi incidencia en la vida y negocios de Antonio de la Rosa se reducía a unas legales operaciones, insignificantes en las cifras por él manejadas, y dentro de mis actividades financieras y mercantiles, durante 1978 y 79 (antes, ni relación ni conocer a los De la Rosa), sumando 80 MILLONES, pagados con talones de su cuenta en el Banco Urquijo, ingresados en mis legales sociedades, y que en la fallida operación de compra de los terrenos de Montornés, sin mediar dinero, el único engañado, yo, pues el Consorcio poseía sus terrenos y yo había perdido el tiempo y dinero en muchas gestiones. Pero y además demostrar que la versión del Ayuntamiento de mi participación para comprando esos terrenos con un contrato privado, donde se cambiaron los datos verdaderos por falsos, se dirigía a esconder el desfalco una vez pagados, era un burdo invento, pues ni pagados esos terrenos se escondía y cerraba nada, apenas un CINCO POR CIENTO. Para más abundancia, certificando el eje en que giraba el tema, el director de la agencia del Urquijo, Luis Hernández Martín, había sido compañero de trabajo, y socio del hijo Javier en otro breve empleo en el Banco Pastor, años 1972 al 74. Los negocios entre ambos le costaron al joven Javier su primer trabajo en banca, un enchufe en el entorno de la Condesa de FENOSA, presidente del Pastor. Y si el Banco Garriga Nogués no aportó las cuentas pedidas por el Juzgado, el Urquijo lo hizo rápida y con todo lujo de detalles. Con el tiempo supe que el empleado del Urquijo Pons cobró por una noche de intenso trabajo 25.000 pesetas, respetable pago.
Pero iniciadas las citaciones se nombra un juez especial, José Álvarez Martínez, y apenas nombrado, cierra toda posibilidad el día 5-12-80, a los cinco meses de acusado y encarcelado, despachándose en un auto con una “verdad verdadera” que eleva la versión de los denunciantes a “verdad” sin necesidad de pruebas, y sin vergüenza, argumentando su negativa de más pruebas y cancelando las citaciones en curso, DICTA, “que la situación de los juzgados no permiten la práctica en el sumario de otras y más diligencias”, y admite la citación de Javier de la Rosa Martí por “…y dada la indiscutible relación ya directa o indirecta de dicho testigo…”, que declarará UNA ÚNICA VEZ el día 11-01-81, SALIENDO TRIUNFANTE. Había endosado el muerto a los PERVERTIDORES DE SU PADRE.
Un JUEZ ESPECIAL que no hizo NADA, y ni menos CITARME. CERRÓ EL SUMARIO, ¡para eso lo nombraron!. UN JUEZ ESPECIAL QUE NO ESCUCHARÁ, AHORRÁNDOSE MIRARLE A LOS OJOS, A ALGUIEN QUE ESTARÁ TRES AÑOS EN LA CÁRCEL. Los jueces de la horca o los dominicos de la Inquisición presenciaban torturas y ejecuciones para gozar de su inmenso Poder (con excitación sexual incluida), pero a aquellos del franquismo la podredumbre del Poder de siglos anuló sutilezas, ¡ni se acercaban a La Modelo!.
Las citaciones a Hernández del Urquijo, empleados y cargos del Garriga y del Consorcio, de mi socio Parés, mis empleados y hasta un notario, Font Boix, para esclarecer mis muchos negocios y sociedades, o las declaraciones de dos de los vendedores reales de que ellos no habían cobrado, ni mucho menos, las cantidades reflejadas en los contratos adjuntados al sumario, repletos de falsedades como construcciones y cosechas (no eran los originales), mis denuncias y observaciones sobre el exageradísimo valor que el Consorcio declaraba en edificios, parking o naves industriales, o sea, de los 1.200 millones denunciados a los 10.000, quedarían sepultadas por el sumario y mis años de cárcel.
1981 alteraba mis prioridades. Primero trabajar, un “destino”, después arrancarle a Pascual Estevill, lo más y antes posible el dinero por las cobradas letras de la venta de la discoteca Charly Max, y por último vender lo vendible de mis muchas sociedades, algún piso o terreno de difícil venta. Los poderes concedidos a familia y empleados ayudarían, pero complicando el futuro. Quince años de trabajo, por la borda. Las tres tiendas de muebles con demasiada plantilla perdían mucho dinero, otro desastre. Y sin olvidar las urbanizaciones, que paralizadas, añadirían disgustos y más gastos judiciales. Recuerdo un comprador de un piso que consiguió entrar en los locutorios generales para exigir, entre el griterío, le firmara la escritura pública. Otra demanda CIVIL. Internet pasados treinta años refleja alguna de esas reclamaciones. Mis muchas promociones, a pesar de la campaña del PERIÓDICO publicando la afluencia masiva a los juzgados, acabaron con un solo juicio en 1992 donde se me declaró INOCENTE.
La prensa se olvidaría de LOS DEL CONSORCIO. Perdida toda esperanza, solo cabía “salir del patio”, superar al Director Camacho con su “nada de destino porque la prensa se me echa encima”. Y lo dicho, eso solo se conseguía “con dinero”. Por suerte las cifras del lugar, la corrupción de la casa, eran moderadas, por allí aun no pasaban los grandes magnates de las finanzas o la droga que el futuro le depararía, y por tanto si los precios de visitas por “jueces” o entrar paquetes con soltura se limitaban a invitaciones en el Bar Modelo, o que la propia Tina intercediera con sus amistades, un “trabajo” no costaría demasiado. Pero a los ocho meses, mi mujer ya había sobrepasado a la Tina y conseguido amistades propias. La Gran Pilar Pato, uno de los puntales de la Cárcel, la jefa del Departamento Especial. LA LETRADO JEFE, FIRMABA. La concesión de los GRADOS, el destino de los desgraciados una vez condenados. Un poder inmenso, aunque con escuálidos clientes. A los pocos que con algo de capital llegaban a la cárcel, una vez condenados, tras años, ya no les quedaba ni dinero ni a menudo familia. Rafael tendrás un destino “entre cancelas”. Lo inimaginable, el sueño de cualquier preso que no prefiriera los retribuidos talleres, cocina o panadería. Un pueblo de 2.600 individuos necesitaba de unos trescientos “destinos” y varios cientos en talleres “según trabajo”.
Composición de lugar. Los grandes enchufes. Primero, el patio exterior, inalcanzable, oficinas exteriores, para los condenados de mucha “confianza” y con cortas condenas, pero como todas las normas, con excepciones. Segundo, entre la primera y segunda cancela, unos pocos para los locutorios generales, la sala del imposible griterío. Tercero, entre la segunda y tercera cancela, la puerta al infierno, con, en la planta el economato central, almacén de suministros, “cocinilla de funcionarios”, gabinete de fotos y fichaje, y en el piso superior, locutorio de “jueces” y ruedas de reconocimiento, visavis y los despachos de Pilar Pato. Debería empezar por la primera cancela, desde dentro la tercera, aunque mi compañero de causa, Serena, después de una corta estancia en un chiringuito interior llamado “auxiliaría”, ficheros de galerías y celdas, traspasaría las cancelas y directo al patio exterior, costándole algún automóvil. Bruna, se buscaría la vida en Madrid, Hospital Penitenciario, donde extrañamente le destinaron por unos desarreglos intestinales.
Un trabajo, pasando la primera cancela a las ocho de la mañana tras el primer recuento y regresando a última hora del día cerradas las celdas, significaba huir del gran peligro interior. Un sueño que tras casi un año se me hacía inalcanzable. Máxime cuando la tensión amenazaba estallar. En la propia y pacífica Sexta, las autolesiones con gritos y llenando de sangre toda la galería, duras peleas, y algún muerto, como el del que por toda excusa alegó que la víctima le miraba mal, se sucedían con demasiada frecuencia.
Soñando con un trabajo tras las cancelas, el pequeño grupo de amiguetes se había ampliado. Por fin gente de “bolígrafo”. Los Baret, el famoso presidenciable del Barça, Pedro y Pedrito, padre, hijo y un director de agencia del Banco Central, con su extraña estafa a la Caixa, Banco y otros (ciertos ingresos por la tarde no fueron a las cuentas normales sino a sus bolsillos, unos 800 millones). Un Trías de la célebre familia, y su historia mejicana casándose con una sobrina ahijada del presidente y nombrado presidente del monopolio de Petróleos hasta que se descubrió su bigamia y los talones impagados en España. Juan Palomeras Bigas, el del Banco de Navarra, cliente de Juan Piqué Vidal (ya por los 70 80 no se dedicaba a los delincuentes de aluvión de sus primeros años de carrera) y mío, pues una de sus sociedades, y hasta el Banco, inició la contabilidad en mi centro de cálculo, un Sistema Tres de IBM, por los años 74, que además volveríamos a vernos en el 2003 cumpliendo condena, él por blanqueo a unos turcos de la heroína a través de una ONG, y yo por las letras a los bancos en 1983-86, y con toda la malicia del mundo intentando sonsacarle sobre su admirado y hasta divino Juan. Para más distracción se nos añadieron los secuestradores de QUINI, unos surrealistas soñando pasar del paro crónico de entonces a millonarios. Una chapuza de película italiana, y además simpáticos. Nada que ver con los secuestros de la ETA a quien quisieron imitar. El secuestro, el delito más complejo, sentenciaba Chueca.
Y a pocos metros, en la enfermería, iniciaba su desastrosa vida de cárcel en cárcel, hasta su muerte en una de ellas, Carlos Odena Savall, con una quiebra manejada por Piqué Vidal y el juez Fernández Oubiña por 12.000 millones, y que ningún medio en Barcelona publicaría. En su primera entrada tuvo más suerte que yo, porque, como TODOS los “casos económicos”, a los cuatro meses salió con FIANZA. Vidas paralelas, sin el mínimo contacto, con la diferencia que murió en la cárcel en el 2000, no sin antes denunciar las prácticas de sus verdugos y beneficiados a través de su abogado de oficio, Carlos Obregón, al que le costaría, esa y otras defensas contra el GRUPO, tiros, palizas, incendios, y hasta la vida por infarto cerebral. ¡Una pena no conocerle entonces!. Se inicia con la suspensión de pagos, en 1981, de su sociedad Mercados Económicos SA, presentada en los Juzgados de los magistrados Joaquín García Labernia y Carlos Penalva de la Vega. Los dos primeros jueces condenados en la Historia de España, y con solo repasar sus cuentas en los bancos españoles (no se molestaban ni en ir a Andorra), y tras su prisión también contratados (o asociados por intereses comunes) por el Bufete Piqué Vidal, que a través de una sociedad domiciliada en el propio Bufete, Compañía de Desarrollo y Financiación SA, absorberá la mayor parte del activo del Grupo Odena. Denuncia archivada en 1991, a pesar de que el SUPREMO ordenara su instrucción. Otra de las tantas víctimas del Bufete.
Continuará…www.lagrancorrupcion.com



6. LA MODELO. 1981.

Rafael del Barco Carreras

Pasó el tormentoso 23-F. Durante unas horas se soñó con reformas del Código Penal, o los indultos generales prohibidos por la Constitución, frecuentes en el franquismo, vaciando cárceles. Era imposible que la situación empeorara, y muchos vitorearon a los sublevados. Increíble que se vitoreara a la Guardia Civil, los “picoletos”. En una especie de Síndrome de Estocolmo quienes recordaban muy bien la extrema dureza de las cárceles o el sistema policial franquista clamaban por su vuelta. Con seguridad lo que pretendían muchos de los altos funcionarios, un problema más para justificar la vuelta a un Régimen dictatorial militar. La presión al máximo, la violencia franquista seguía, y ninguna de sus ventajas. A tener en cuenta que tan solo cinco años antes, en la DICTABLANDA del último Franquismo, había 600 presos, el soñado UNO por celda, máximo DOS, y se pasó a 2.600, de tres, el mínimo, los privilegiados, a nueve o diez el resto. Y ese franquismo homologándose en apariencia con las modernas y progresistas teorías de la reinserción, legisló sobre estudios sicológicos, grados penitenciarios, permisos, y hasta duplicando las redenciones con ordinarias para los que trabajaban, y extraordinarias para quienes no tuvieran trabajo. En la práctica se cumplían condenas ilimitadas en años en apenas días, o nada. Un nido de arbitrariedad y corrupción. Nacieron las JUNTAS DE TRATAMIENTO, donde en principio el CAPELLAN (con la Iglesia hemos topado, ¡y menuda topada!), sus informes y criterio, Don Pablo en la Modelo, dominaban donde después sería la LETRADO JEFE, Doña Pilar Pato, firmando Director, Administrador, Médico, Maestro y un Jefe de Servicios. Todo refrendado por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias en Madrid. Un acotado mundo de, por, y PARA FUNCIONARIOS. Y hacía tres años de los MOTINES, la más cruel represión que se recuerda entre los presos vivos. Si ahora, tantos años después, afirmo que no creí que el golpe de Estado triunfara, se me puede tachar de oportunista, pero así fue. El progresismo socialista a un año de las elecciones no formaba parte de la cultura del lugar. Por entonces una de las fugas, de seis, pistola en mano, simplemente por la PUERTA PRINCIPAL, atravesando las cancelas, empeoró la situación. Represión y palizas a destajo.
El “destino”, trabajo, no pudo llegar en mejor momento. Salir de la galería e incorporarme al Economato Central. Pura distinción. Un enchufe en toda regla, y conseguido sin más que mi mujer merodeando con la Tina y su amiga Pilar Pato. El coste lo valía. Conocería a los funcionarios y directivos. Hasta el momento la más larga de las conversaciones cuando el señor Navarro decidió que mi celda era segura para un violador, o el médico Baguñá me recomendara un expediente con alguna enfermedad que intercediera ante el juez de instrucción, amigo suyo, y según él dispuesto a una libertad con fianza, quizá la causa del nombramiento de un juez especial. Unos amigos del Clínico, decía, le recomendaron su intervención, y era verdad, unas amigas de mi mujer, que no perdía disparo.
Si el primer visavís después de meses de calentones a través de las rejas del “locutorio de jueces”, aunque de pie en un mohoso urinario, significó un renacer, el enchufe aseguraba la mejor de las posibles vidas en aquel gran manicomio, casa de los horrores, campo de concentración y sala de torturas incluida. Son más o menos las palabras del primer juez de vigilancia penitenciaria, Gómez de Liaño, al que recordaré varias veces en estos relatos sobre La Modelo. El amor no solo ayudó a superar desastres, creó sueños dentro del peor de los mundos imaginables, y dio sentido a la lucha por la existencia y la vida. Ella, tras veinticinco años, se niega a leer estos escritos, quizá suertes y desgracias al límite provocan dolores insuperables. Mi padre, jubilado de albañil, metido en los 80, con dos guerras, la de África del 21, tres años (tres hermanos y uno muerto participaron), y la Civil otros tres, en el bando perdedor, no superó ni aquella sala ni saberme en aquel lugar. Evidentemente, los Del Barco, no tenían suerte.
Sustituiría a Juan, un abogado condenado por desacato, y mis funciones, trabajo administrativo a las órdenes de Don Daniel, jefe de Suministros y Economatos, contador público, decía, y sus funcionarios, Don Mariano y Don Jesús, un buen hombre que aún está en el 2007 en Suministros, y además despachar a los pocos funcionarios de compras o tomando café. Desde el primer día clasifiqué el trabajo de pura esclavitud, pero procediendo de donde venía, ningún remilgo. Doce horas diarias a tope, y aumentando según Don Daniel valoraba que mi capacidad burocrática se hallaba a su altura. Completa administración y contabilidad, con infinidad de plantillas, formularios, listados, cuadres y controles de los economatos en el interior, y hasta libros oficiales, sin olvidar los intensivos y extensivos para Madrid. Mi experiencia de diez años en el Banco Comercial Transatlántico, banco alemán, y siete años de banquero “sui generis” en la Cooperativa de Crédito, daban sus frutos. Total, terminé “haciéndolo” todo, y hasta con un ayudante para despachar, al que por desgracia al poco decretaron fianza, y puesto que el jefe opinaba que cuantos menos mejor, seguiría solo. Adiós al ayudante, un profesor de los hijos de Don Daniel, en arquitectura técnica, involucrado, a mi entender sin culpa, en la quiebra de la Caja de la Vivienda, tema conocido por mí de años atrás por vocal durante cinco años de la recién constituida Unión Nacional de Cooperativas de Crédito. Un hueso, el jefe, pero sin duda complacido con mi trabajo, y aunque nunca me supuso más ventaja que el “destino” en si mismo, tampoco ninguna desventaja (por el momento). Un departamento donde en la actualidad trabajan SIETE FUNCIONARIOS con sus ordenadores y mil presos menos en la Modelo.
Primera sorpresa, las facturas y recibos firmados en blanco por los proveedores. Después de exhaustivo cuadre entre albaranes, partes del almacén de suministros, notas firmadas por cocina, y una extensa plantilla presupuestaria a tenor de 228 pesetas día por individuo, de un armario con puerta corredera tipo años veinte, salían las facturas y recibos firmados en blanco que yo debía rellenar cuadrando con el conjunto contable. Un traje a medida. Y a Madrid, cada dos meses, confeccionado TODO con la misma máquina de escribir. La cara debió traicionarme porque Don Daniel justificó el atípico procedimiento con la imposibilidad de cuadrar tanto movimiento, “Claro, claro, sería imposible”. Me planteé que si todas las cárceles del País aplicaban esa ciencia contable, ¡menuda la contabilidad nacional!. Recordé mi año en las oficinas del Batallón Madrid XXXI en el Castillo de Figueras donde existía una Caja B por la venta de “sobras” repartida “muy legalmente” entre los mandos. Sería verdad la fábula interna que la dirección y administración alimentaba una gran granja de cerdos a cargo de los presupuestos. Con granja o sin, los altos mandos vivían muy por encima de sus tristes sueldos oficiales, por lo pronto los que conocí tenían su “torre”, segunda residencia. Un negocio adicional los presos presupuestados y cobrados que no comían del asqueroso “rancho” y se alimentaban del Bar Modelo, los paquetes familiares, o la llamada “rutina” de los cabos de galería, vendiendo lo robado en la cocina a través de sus contactos.
Si los números cuadraban, a las muchas columnas de la alimentación se añadían unas muy simpáticas con los hidratos de carbono, calorías, proteínas y otras zarandajas de cada alimento, y ahí, a la corta, me despaché con inventos alterando incluso pasadas cifras de referencia. A ojeo, cantidades y sumas. Mi único callado grito de rebeldía. Si alguien comprobara en los archivos madrileños o en la propia Modelo las facturas falsas confeccionadas con la misma máquina o esas columnas justificando la absoluta bondad técnica de los alimentos, certificaría mi sorpresa. O preguntando actualmente a Don Jesús, o al administrador el “Cojones”, jubilado en la Jefatura de “Asistentes Sociales” en Vía Layetana, ¿?, pues Don Daniel y Don Mariano, ya han fallecido.
Pero si el trabajo me ahogaba todos los días de la semana y todas las horas del día, mi mujer me sorprendía continuamente. Según días y guardias, asomaba la cabeza en la cancela, y olvidando la comida de la Tina, traía la propia o recién comprada en la plaza, iniciándose una relación de amistad con el cocinero de la “cocinilla” de funcionarios, que durante los dos próximos años sería el “club social” entre “cancelas”, Un club formado por dos presos de Suministros, un “manitas” para todo (que por suerte alternaba sus chapuzas despachando en el economato), el ayudante del fichero de fotos y huellas, con un funcionario poeta, un ordenanza para el funcionario de la cancela, dos para el Departamento Especial de Doña Pilar Pato, pasillo de “Jueces”, y sala de visavís. Un club donde reinó la más posible de las concordias, sin recordar tropiezos. Un muy aceptable convivir a pesar de abarcar heterogéneos “palos” de la delincuencia. Drogas, falsificación de moneda, atracadores, hasta algún asesino, y por suerte ningún violador, que siendo los más modosos y cumplidores del orden interno, despertaban siempre la inquina del resto de los presos. Amén de los pocos funcionarios que comían en la “cocinilla” y los muchos de paso por el eje principal de la cárcel.
A continuación, sorpresas desagradables. Me citan a “jueces”, en la cabina para juzgados, y una joven funcionaria del Juzgado n. 4 inicia un interrogatorio y entre otras preguntas debo asignar bienes para embargar. “Señorita, primero aquí dice, ante mi, el juez…después ¿no cree que necesito a mi abogado para cualquier citación ante un juez, que además no está?”. “No quiere usted declarar…allá usted”. En un segundo pensé que mi situación ante ese juez especial, al que nunca vería, ya no podía ser peor, y en mi ignorancia creí que ante la negativa intervendría mi abogado Pascual Estevill. Si hasta aquel día la corrupción asomaba en el sumario, desde entonces intervino lo kafkiano. Me enteré que lo de “Ante mí…” era tan normal como el propio locutorio de “jueces” donde nunca vi un juez. Se me ocurrió otro estúpido pensamiento, ¿esta gente sabe que hace tres años se aprobó la CONSTITUCIÓN?. Jueces especiales, torturas, aquella cárcel, ninguna garantía judicial, negación de pruebas para demostrar mi inocencia, la amenaza por no declarar, la sombra del desacato, LA ARBITRARIEDAD POR TANTO CORRUPCIÓN TOTAL, formaban las virtudes de cualquier DICTADURA FASCISTA. Tras cinco años de muerto Franco, al dictador le sustituyeron sus funcionarios, y sin freno.
Faltaba por ver. El peso de la DROGA en el dinero circulante, el extraño descuadre entre recuentos interiores y número de presos según las oficinas de Administración, las entradas diarias de detenidos…las salidas al Clínico…las huelgas y motines… extraños traslados a manicomios, “terceros grados”, nuevas amistades… y Pilar Pato…

CONTINUARÁ...

36. “ZONA FRANCA”, 1ª PARTE, ED. MARRÉ 2001... CONDE, PUJOL, DE LA ROSA...

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 30-4-2016. Tras la triste realidad de mi anterior escrito

JORDI PUJOL: “NOS QUIEREN CONFISCAR LA VICTORIA Y TAMBIÉN NOS QUIEREN ROBAR LA HONORABILIDAD”

  sigo con mis fantasías y noticias de los 2000, cuando con el euro, la Burbuja Inmobiliara, y las caixas, se entró en el más exagerado saqueo que se pueda imaginar. Magnífico colofón para los 80 de los 'traspasos' de competencias a la Generalitat, y con los petrodólares de KIO-DE LA ROSA más varias estafas de menor entidad, o los 90 de las Olimpíadas.

Pag. 361 de mi relato-ficción sobre los 90...

Rafael desde la cárcel se propuso enderezar el gran entuerto de su vida acusando a Javier de la Rosa de cerebro y beneficiario del desfalco del Consorcio  de la Zona Franca. Sus tres años de prisión preventiva. Además de la pírrica venganza, una hipotética revisión de la causa en que por primera y única vez le condenaron, variaría su situación penal. Su abogado Rucabado no se recató de tratarlo de ingenuo, y descabellada idea. Le engañó lo que por la prensa parecía de un momento a otro dilucidado meridianamente. No calculó que acusando a Javier acusaba a todo su entorno, y además político, que a más abundancia pasaron de la gran estafa de la Banca Catalana, de la que él en su archivo tenía una pequeña muestra en la colocación de las acciones en el último momento, a dominar la Generalitat, y a más abundancia, por las últimas transferencias desde el poder central dependían las prisiones y sus presos... 

















"BARCELONA 30 AÑOS DE CORRUPCIÓN" ESCRITO Y EDITADO EN  2005-2006

 PRÓLOGO
Zona Franca. Golf del Prat. Desfalco 10.000 mill.
Primeros pagos terrenos 17.11.75. Talones día 20,
muerto Franco. Los De la Rosa. Caixa.
13
17
2 1977, finales, Fernando Serena, Ferrari, socio
Antonio de la Rosa Vázquez. Banco Garriga Nogués.
Cuenta Banco Urquijo. Banco Pastor. Cooperativa
de Crédito. Cambio 16.
22
3 Una francesa. Montecarlo. Yate Artemisa. Tele
Exprés. Abogado Obregón.
25
4 Banco Español de Crédito. Delegado del Estado
Santiago Udina Martorell. Vocales del Consorcio.
Bruna de Quijano. Proyecto CITA. Circuito de
Cataluña.
28
5 Javier, Antonio, Fernando, Carlos, Pilar, hijos de
Antonio de la Rosa Vázquez. Astilleros Viudes.
1978. Consejo Provincial del Movimiento.


 6 Parés. Hotel Ritz. Charly Max. Eduardo Bueno. Juez
Fernández Oubiña. Bufete Piqué. Abogado Obregón.
Carlos Odena. Jubilación Antonio. Medallas.
Astilleros de Palma. Grupo Z. Grupo Godó. Baret y
Caixa.
32
7 Fuga de Antonio de la Rosa. Vecinos Javier. Tienda
Pilar de la Rosa.
38
8 Enero 1980. Minutas gratuitas de Piqué Vidal.
Guerau Ruiz Pena. Jiménez de Parga y Tintoré
Cazurro abogados acusadores.
41
9 Citaciones judiciales. No ha lugar. Oriol Malló. Félix
Martínez. Declaraciones cargos Consorcio,
Casanova, Santos, Pla. Talones en blanco. Diario de
Barcelona. Los socialistas y Javier.
45
10 Venta Charly Max. Detención. La Modelo del 80.
Juez de Vigilancia, Gómez de Liaño. Policía y
Hacienda.
52
11 Urbanizaciones. Alianza Financiera SA. Magazim.
Fiscalía. Talones beneficiarios falsos. Piso Reina
Victoria. Coches lujo. Alcaldes, Porcioles, Massó,
Socias Humbert.
58
12 El Periódico y las urbanizaciones. 65
13 16-1-81. El juzgado interroga a Javier de la Rosa.
Juez Especial, Álvarez. “No ha lugar” a pruebas y
citaciones. Cierra el sumario. Verdad Verdadera.
Nombramiento de Manuel Derqui, presidente de
Sala. Alfonso Hernández Pardo, Presidente de Sala
Especial.
68
14 Pacto acreedores. ETA. Túnel. Cabos. Torturas.
Chueca, letras avaladas por el Banco Garriga.
Informe 31-10-80 Brigada Regional Policía Judicial.
Recursos Supremo y Constitucional.
74
15 Bar Modelo. Pilar y Tina. Departamento Técnico.
Economatos y suministros. Banco Central. Copisa.
Alegre.
78
16 Banco Garriga. Crecimiento y beneficios. Bueno,

 Estevill y Javier. Banco de Madrid. Familia Franco.
Castell.
17 Facturas y recibos firmados en blanco por los
proveedores. Caso Seguros Sociales. Pérez Victoria.
Los Jodorovich.
83
18 Reuniones 1981 entre Javier, Piqué y Oubiña. Cía de
Desarrollo y Financiación SA. Andorra. Banca
Catalana, de González y Reixach. Iberforo. Tribunal
Constitucional.
86
19 7-5-82, dimisión Pascual Estevill. Sumario a la
basura en el Supremo. Fernández de Villavicencio.
Quintero Olivares. Ordenanza de Pilar Pato.
93
20 1983. Socialistas en el Poder. Descalabro Banca
Catalana. Equipo abogados Pujol. Libro ex secretario
Piñol. Chek In. Delegación de Hacienda y Piqué
Vidal.
96
21 KIO. Huelgas Modelo. Martínez Zato. Clasificación
Grado. Reforma 503 y 504. Límite prisión
preventiva dos años. Acaban las huelgas. Juicio
Consorcio 15-5-83.
100
22 La sentencia. Condena dos años, diez meses,
veintiocho días, el tiempo preventivo. Por conocer la
procedencia del dinero de Antonio de la Rosa.
105
23 Carrera Piqué Vidal. Madrid. Banco Hispano
Americano. Solares y Patrimonios SA.
110
SEGUNDA PARTE
Banco Garriga Nogués
KIO
Gran Tibidabo
1984-1995
1 1984-86. Rumasa. Rumores Banco Garriga y
Banesto. López de Letona. Tito Parés en Madrid.
J.L. de Vilallonga. Tita Cervera.
115
2 Petrodólares KIO. Acciones Bancos. Jaffar y Al

 Sabbat. Folchi. Stampa Braun. Sarasola. Manuel
Prado. Discoteca Up & Down.
3 Exculpación de Pujol por Banca Catalana. J.Reixach
y J.M. Novoa “Las mil caras de Pujol”. Pisos
Miranda de Dios y Pérez Máiquez. Selva Prieto.
126
4 24-10-86, El Periódico, Pilar Pato. Banco
Guipuzcoano. Equipos de Tratamiento.
130
5 11-9-87, Javier anuncia 500.000 millones de
inversión. Jordi Pujol Ferrusola. Minutas Piqué
Vidal. Mario Conde, Presidencia del Banesto. Jesús
Cacho. 1988, entrevista con Javier de la Rosa y
Piqué Vidal.
133
6 1989. Samaranch y Vilarasau, Caixa. Pirámide Kio-
De la Rosa. Cartera Central, Cortina y Koplovich.
Circuito de Cataluña, terrenos Consorcio.
142
7 1990. De la Rosa anuncia su jubilación a los 43 años.
28-6-90, Luis Pascual Estevill, Juez en Tarrasa, y
propietario del edificio Noticiero Universal. 2-8-90,
Invasión de Kuwait por Saddam Hussein. Consorcio
Nacional del Leasing SA, Gran Tibidabo.
147
8 1991. Regalo de Gran Tibidabo, Banco de España,
CNMV, Banco Hispano Americano. La Caixa y Port
Aventura. Vicenç Oller.
152
9 17-1-92. Guerra del Golfo. Liquidación de KIO.
Joseph Piqué. ERTOIL. En la Modelo del 92.
157
10 Pascual Estevill, Juez en Barcelona. Economato de
Geriatría. Primera Galería. Juez azote de la
Burguesía. Extorsiones. Juzgado Sabadell. Bertrán
de Queralt. Jordi Pujol Ferrusola. El “26” cobra.
Enrique Marugán. Nutrexpa.
163
11 4-12-92. Suspensión de Pagos Grupo KIO. 500.000
millones. Novela 10, 100, 500.000 millones de ptlos.
de la rosa. 10-1-93. Querella de los kuwaitíes. Juez
Moreiras.
170
12 11-3-93. Muerte de Antonio Parés Neira. Quiebra de
F. Serena Automóviles. Aramis. Puig Doria.

 Rucabado. Novela. FECSA y Tibigardens. Port
Aventura para la Caixa. Jorge Trias contra Pascual
Estevill. Brians, ordenanza enfermería. Clases de
economía. Permisos denegados.
175
14
15
21-3-94 Cambio 16, portada Javier de la Rosa. Timo.
Campaña prensa. El País cita la novela. FECSA,
incendio Nuclear. Jueza Remei Bona y permisos.
Títulos de licenciado falsos. Contra Pascual. 5-4-94,
relevado de Gran Tibidabo Javier de la Rosa. Adolfo
Maristany. 19-5-94 Corte de Londres. Elogios
Parlament. Gomis, de Tarragona a Consellé.
30-6-94, Gran Tibidabo, falsos accionistas. 4-8-94,
denuncia De la Rosa. Odena Savall.10-9-94, el hijo
de Pascual Estevill y 25 millones a Lorenzo Rosal
Bertrán para librarse de la cárcel. Falsos accionistas.
181
190
16 18-10-94 prisión Javier de la Rosa. 7-11-94. Pascual
Estevill vocal del CGPJ. Querella Marugán. Tercera
querella, Albert García Reina, de la Caixa. Permisos
Brians.
TERCERA PARTE
Luis Pascual Estevill
Juan Piqué Vidal
Jordi Pujol
1995-2005
192
1 Abril 1995, libertad. 15-5-95 Pascual y la Fiscalía
General del Estado, denuncia archivada. 4-5-95
muerte Antonio de la Rosa Vázquez en París.
Alfredo Sánchez Bella, accionista Gran Tibidabo.
21-6-95, Joaquin Molins elecciones anticipadas. De
la Rosa denuncia a los kuwaitíes. Cartas falsas del
Emir. 5-10-95, Pascual Estevill ante el Supremo.
Íntima convicción.

 1996 Marzo. Elecciones Generales. Gana el PP,
pacto con Pujol. 23-9-96, dimite Félix Zamora,
delegado de Hacienda en Barcelona. Ratifican
condena Supremo. Prófugo.
206
3 Castillo de Castellbell y Vilar. Notaría Cueco.
Guerau Ruiz Pena, consejero del Consorcio de la
Zona Franca.
212
4 Equipo acusadores Pascual Estevill. Ideal y Dry Gin.
El Ensanche. Droga. Fiscalía Anticorrupción, Carlos
Jiménez Villarejo. El fiscal del caso Mariano Rubio,
ficha para el Bufete Cuatrecases.
216
5 13-2-97, prisión Luis Pascual Estevill. El juez
Moreiras conferenciante para Iberforo en Barcelona,
“sobre la personalidad del estafador”. Currículum
Miguel Moreiras Caballero. Corte de Londres, 500
millones de dólares. Sociedades inexistentes. La juez
Teresa Palacios sustituye a Moreiras. Archiva
Macosa. Jueces, fiscales y bancos suizos. Thierry
Kern, banquero suizo, de Pascual, y Telefónica
Terra. Juan Vilallonga, amigo Aznar, presidente de
Telefónica. Endemol, la Trinca.
222
6 La Sala presidida por el magistrado Pérez Máiquez
prescribe los delitos de Antonio de la Rosa Vázquez,
Caso Consorcio. El anunciado muerto resucita. Piso
de Piqué Vidal. Intervíu, estancia en Panamá de
Antonio, documentación falsa. Miranda de Dios,
asesor Abad Oliva.
229
7 Febrero 1998. Campaña prensa Pascual Estevill.
Hermana. Fuga. Parlament. Casino. Detención. Juez
Manzanares. Fco.Álvarez, Chek In. Josep Piqué.
Samarach ante Senado EEUU. Veraneos Cadaqués.
13-7-98 Carta Antonio a favor de Bruna de Quijano.
15-10-98 la juez Palacios decreta prisión a Javier de
la Rosa. 13-7-98. Denuncia falsa, detención Del
Barco.
234
8 Febrero 1999. Joseph Piqué. Ercros. Clandestinidad. 240

Candidato Borrell. Inspectores Hacienda. Club
Financiero. Restaurante Puerto Olímpico, Talaia.
9 Hacienda, bufetes. Condena 7 años a Pascual
Estevill, delito fiscal. Remei Bona, sumario Pascual.
En Suiza sumario contra Pascual.
243
10 2.000. Arresto domiciliario De la Rosa. 2.001.
Novela “Zona Franca”. El Triangle. “Seréis como
dioses” de Oriol Malló, biografía Pascual. Nutrexpa.
Asociaciones Jueces.
248
11 2.002. “Club de los Mentirosos”, de Félix Martínez.
Carta a Félix Martínez.
253
12 Julio 2002. El Supremo eleva a 20 años la condena a
Mario Conde. Circulo Ecuestre. Querella Botín.
Encuentro Carlos de la Rosa.
258
13 Febrero 2003. Detención Del Barco. Falsa denuncia
Rubí. Mataró. Juez guardia Fernández Oubiña. La
Modelo.
261
14 Prisión y Tercer Grado De la Rosa. Caso Groesus.
Brians. Artículo 100.2.
268
15 Legislación clasificación penal. Módulo 1 Brians.
Jufresa. Raventós y Cautrecasas. Jubilación de
Vilarasau.
270
16 2004. Módulo 5 y 6. Permisos denegados. CIRE.
Cartas a Pascual y De la Rosa. Guasch, Yate Caso
Croesus. Ana Balletbó. Rincón. Fundación Blomor.
Serrano Suñer. Fomento.
276
17 30-4-2004. Muerte real de Antonio de la Rosa
Vázquez. Javier en prisión Alcalá Meco. Condena 5
½. Octubre en prisión Figueras. Art. 100.2.
286
18 Licenciamiento 19-10-2004, salida 28-10-2004. Del
Barco, 9 días. Juez ausente. Artículos El Triangle.
290
19 Televisión, Marqués de Castellbell, Tita Cervera,
Silianne, Fabricio. Fernández Oubiña. 25-2-2005.
Juicio Tarrasa. Sentencia. Denuncia falsa.
293
20 Venta pisos jueces. Denuncia al Juzgado.
Contestación TSJC. Denuncia Fiscalía. Autos.
296

Detención por blanqueo, Piqué Vidal. Caen rusos y
ucranianos. J.A. Casanovas Tomás, cientos de
sociedades. Colección cuadros. Moliné, presidente
Diputación Provincial de Tarragona.
311

AÑO
1979
1980
CUARTA PARTE
2006
Artículos en el semanario El Triangle. Artículo de
rotura sobre Eduardo Soler Fisas y demás abogados.
Prisión Pascual Estevill y Piqué Vidal.
Abogados del Bufete “Cortés Abogados”. Asalto a
Rincón de la Fundación Blomor y albacea de
Serrano Suñer. El Supremo ordena procesar a Rafael
Jiménez de Parga.
Corrupción en la prensa de Barcelona. A vueltas con
Tita Cervera.
Recalificaciones en Port Aventura.
Curiosas condenas y clasificaciones penitenciarias.
Mena y Villarejo.
Entrevista Carlos Jiménez Villarejo.
QUINTA PARTE
Semanarios
Prensa
Bibliografía
Citas, comentarios y
ratificaciones
Dede 1979 al 2006
Cambio 16 inicia la campaña de prensa.
Diario de Barcelona.
El Periódico

1981
1983
1985
1987
1988
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
Magazín
Primer escrito al Juzgado de Instrucción de Luis
Pascual Estevill.
Listado de pagos por terrenos.
Declaraciones Maragall.
El Correo Catalán
Auto del Juez Especial Álvarez
Recurso al Tribunal Constitucional
Pérdida en el Tribunal Supremo del Sumario.
Artículo sobre Pascual Estevill y sus amigos
abogados.
Sentencia Caso Consorcio. Escrito Policía.
Libro. Banca Catalana. Varios artículos prensa.
Libros. “Asalto al Poder”, la Revolución de Mario
Conde, y
“Duelo de Titanes”, Asalto al Poder II. Autor, Jesús
Cacho.
Fiesta social, en la presidencia Javier de la Rosa
Libro. El Dinero del Poder. La trama Económica de
la España Socialista. Autor José Díaz Herrera y
Ramón Tijeras
Denuncia Carlos Obregón. Varios artículos.
Necrológica Antonio Parés Neira.
Artículo Camilo José Cela en el Diario 16. Y otros.
Denegación de permisos penitenciarios
Fotografía de Javier de la Rosa entre rejas.
Libros. M. C., Un intruso en el laberinto de los
elegidos. Autor, Jesús Cacho.
Lío en Kio. Autor, Angel Palomino y Arturo Robsy.
“Javier de la Rosa”. Historia de una ambición
desmedida. Autor José María Álvarez
Les desventures de Port Aventura, El cas De la Rosa.
Autor, Roger Jiménez.
Libro. J.R. El Tiburón. Autor, Manuel Pérez y
Xavier Horcajo
Artículo. Interrogantes sobre Pascual Estevill. De

1997
1998
2001
2002
2003
2005
2007
José Martí Gómez.
Artículo. Bufete Soler Fisas y Ruiz Pena.
Carta de Antonio de la Rosa a José Luis Bruna de
Quijano.
Auto de prescripción para Antonio de la Rosa.
Libro. La toga manchada de Piqué Vidal. Autor
Antonio Piñol.
Libro. Seréis como Dioses. Vida y andanzas de Luis
Pascual Estevill. Autor, Oriol Malló.
Libro. Estevill y el clan de los mentirosos. Crónica
de un chantaje a la burguesía, a la banca, y a las
instituciones. Autor, Félix Martínez.
Mantenimiento Segundo Grado.
Libro. Las mil caras de Jordi Pujol. Vida y Milagros.
Autores, Joseph Manuel Novoa y Jaime Reixach.
Sentencia Tarrasa. Publicidad Bufete Piqué Vidal y
Cortés Abogados.
Gráficos nombramiento sucesivos alcaldes y varios.
Pascual Maragall y Jordi Pujol, retiro.
EPÍLOGO

ÍNDICE ONOMÁSTICO 597


BARCELONA, 30 AÑOS DE CORRUPCIÓN | Rafael del ...

www.bubok.es/libros/890/BARCELONA-30-ANOS-DE-CORRUPCION
BARCELONA, 30 AÑOS DE CORRUPCIÓN: Barcelona supera con mucho los escándalos tan de moda. Marbella, Seseña, Mallorca, Canarias, etc., etc. o la ...

 1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro 25 de Octubre de 2012 por Veraldi Este libro merecería ser estudiado en las Universidades que forman a los futuros historiadores, porque describe de manera inmisericorde cómo se perpetuó la gangrena que ha llevado a la ruina a Barcelona, y a Catalunya, paradigma de la incuria y la corrupción hispana, y mal que nos pese, grotesca caricatura de Sicilia.

Quien no lo haya leído no puede decir que comprende este país.

Firmado: Gabriel Veraldi-Pasquale

 

rafael del barco carreras: barcelona, 30 años de corrupción

gatopardo.blogia.com/.../102501-rafael-del-barco-carreras-barcelona-30...
25 oct. 2012 - Título del libro: Barcelona, 30 años de corrupción. Autor: Rafael del Barco Carreras , autor del blog "La gran corrupción", de obligada consulta ... Autor: Rafael del Barco Carreras , autor del blog "La gran corrupción", de obligada consulta para quien no sea un botarate opinante y desinformado.

ISBN eBook en PDF: 978-84-9009-290-3, Publicado en bubok.es

Y LA GRAN CORRUPCIÓN CONTINÚA AÑADIENDO NOMBRES... Y LAS NUEVAS GENERACIONES DE LOS MISMOS DE SIEMPRE...


En las noticias
Imagen para el resultado de noticias
La estrella televisiva tuvo que rellenar los documentos para cerrar una sociedad «offshore» ...
La 'decepción' de los Alba por no aparecer en los papeles de Panamá: "¡No somos nadie!"
Vanitatis - hace 6 horas
 
EL CONFIDENCIAL
 

La venganza fría de Francisco González: BBVA ayudó a enviar a Pineda a la cárcel

 
En las noticias
Imagen para el resultado de noticias
El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha convocado con urgencia una 'cumbre' ...
Más de 200 altos cargos del Gobierno de Puigdemont cobran más que Rajoy
El Confidencial - hace 3 días
 
 
En las noticias
Imagen para el resultado de noticias
Artur Mas ha asegurado que la única posibilidad de concurrir a las próximas elecciones ...
Artur Mas aceptaría ser candidato a las elecciones generales si hubiera una lista única de CDC y ERC
El Mundo - hace 2 días