Translate

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 5 de julio de 2008

JOSÉ LUIS BARRERA COGOLLOS

JOSÉ LUIS BARRERA COGOLLOS
Presidente de la Audiencia de Barcelona

Rafael del Barco Carreras

Le veo en televisión rebosando la mala salud de la buena mesa, parecido a su compañero de Tribunal Especial, Adolfo Fernández Oubiña, jubilado pero “trabajando” en la Sección de Fauna del Bufete Piqué Vidal, y abusando del marisco en la terraza del Barrils a pocos pasos de mi domicilio. Aguantando tan a menudo su presencia, que desde hace un año doy un rodeo para no cruzarme con él cuando arrastrando su pesada barriga, tras encabezar mesas con cortesanos y guardaespaldas, se dirige a por su coche. Repetidísimas escenas de película entre el restaurante y la lujosa coctelería Ideal.
Y a lo que iba. De mi último escrito, un insultador anónimo comentarista me suelta que TODO ES MENTIRA que desde la Constitución no han existido tribunales ni jueces especiales. Una parrafada de jerga letrada que corto de asco antes de acabar. Que se lo pregunte al Presidente actual de la Audiencia de Barcelona, como con lo de la señora de la limpieza del Supremo que tiró a la basura parte del sumario del Consorcio de la Zona Franca. El Presidente de 1980, Alfonso Hernández Pardo (un gran jurista y acérrimo franquista, dicen, o sea, acérrimo franquista, y lo de jurista, ni falta), no solo se autonombró presidente de la Sección Primera para ese solo caso, sino que nombró un Juez Especial. Y así se daba que la Sección Primera firmaba el mismo día y hora y durante varias veces en dos años con dos composiciones diferentes según dictara en sus causas “naturales” o en el particular caso Consorcio de la Zona Franca. Una Soberanía trina y colegiada con intercambiables soberanos al momento. ¿Hay quien lo entienda?, y la Constitución en vigor desde tres años atrás puntualizando sobre lo del Juez Natural predeterminado por la Ley. Una broma lo de SALA CONTAMINADA. Un solo individuo se lo guisó y comió, con la conformidad de los vocales firmantes. 

Una curiosa gran virtud, la que achaca en su toma de posesión a Don José Luis su compañero y amigo el Decano Guillem Vidal Andreu, en el Franquismo se atrevió a favor de los “derechos humanos”. ¡Y la Democracia con los mismos jueces y fiscales!, y nadie se rasgó la toga ni tiró las puñetas a la basura ante las torturas, habituales en las comisarías de Franco, o las que tanto viví en la Modelo hasta ocho años después de muerto el Dictador, ni menos ante la arbitrariedad y total indefensión de cientos de miles de condenados. ¡Que más da, ALGO HARÍAN!

¿Porqué la sustitución, si el Presidente Manuel Derqui Valbuena tenía la plaza en propiedad? Digo yo, que Narsís Serra y Jiménez de Parga (acusadores) convencerían a Don Alfonso, rey de la Taifa, o quizá Pascual Estevill y Piqué Vidal, convencidos a su vez por el dinero de Javier de la Rosa Martí (después asiduo a la coctelería Ideal pegada al Barrils donde gastarse 80.000 pesetas diarias de los 80 era una nimiedad), para que ni se instruyera (se cerró el sumario en siete meses), y se atuviera al invento creado por ellos para olvidarse de los mínimo 10.000 millones de pesetas del 75 al 79, desfalcados, y lo declarado y pruebas pedidas por Del Barco, ni caso, un invento (para alargar la causa y salir con fianza diría Jiménez de Parga). Ni pruebas ni investigar, el Juzgado 4 colapsado por el trabajo, y sustituido, para ese solo caso, su natural Juez Ezequiel Miranda de Dios (que me atribuyó falsedad ideológica¿?), por José Álvarez Martínez (que dictó lo del trabajo y sobre una verdad verdadera), y en el mismo escrito “..y dada la indiscutible relación ya directa o indirecta de dicho testigo…” en cuanto a Javier de la Rosa, para acto seguido, anular citaciones y pruebas, y cerrar el sumario. Testigo que ni testificaría en el juicio. ¿Y para qué un juez especial si no instruyó nada? Puede que en una de sus comparecencias televisivas o radiofónicas, los magistrados José Luis Barrera Cogollos y Adolfo Fernández Oubiña (contertulio del gran Del Olmo) lo cuenten, o lo de su expediente que acabó con uno, Adolfo, degradado de magistrado de Sala a Juez de Instrucción, y Don José Luis de lo Penal a lo Civil donde desarrollaría su especialidad de desahucios. 

Y una referencia…dos meses antes de condenarme, Marzo de 1983, la Sección Primera presidida por su natural presidente, Manuel Derqui Valbuena, con los magistrados Adolfo Fernández Oubiña y José Luis Barrera Cogollos, condenan a seis meses a José Luis de Vilallonga y Cabeza de Vaca por atentar contra el honor del Duque de Cádiz Alfonso de Borbón, al que salomónicamente no indemnizan y le sueltan de reprimenda… “La propia estima, configurante exclusivo de la honra, solo es dignificante para la persona cuando se ejerce de manera permanente”. Ignoro que significado tendrá este galimatías para quien lo lea, yo si lo tengo claro, aunque no quiero que me condenen a seis meses… por honras ajenas.



Expediente a tres jueces de Barcelona por coacciones a un - El País

elpais.com/diario/1989/.../portada/617493602_850215.ht...
27 Jul 1989 – Expediente a tres jueces de Barcelona por coacciones a un procesado. ... entre otras anomalías, "falta de sensibilidad por la dignidad de las personas ... Expediente a tres jueces de Barcelona por coacciones a un procesado ...

1 comentario:

CORNELIVS dijo...

Estimado Rafael. Acabo de encontrarme en mi blog tu comentario (permite que te tutee con toda la confianza). Sinceramente te agradezco que te hayas tomado la molestia de visitarme y comentarme.

Te prometo que cuando tenga tiempo voy a hacer una visita en profundidad a tus blogs, que, por lo poco que he leido, son sencillamente maravillosos.

Permiteme que te envie un saludo.