Translate

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 14 de noviembre de 2009

EL FÚTBOL CLUB BARCELONA, EL BARSA, CITADO A DECLARAR.

XVII. JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.

Rafael del Barco Carreras


Semana 9-11-09. Testigo, Jesús López Tello, Inspector de Hacienda en excedencia, jefe regional adjunto, encargado entre otras de las URI (unidades regionales de inspección) de “Delitos” (el pase a Fiscalía), de “Profesionales” (en este caso la inspección al bufete del acusado José María Folchi, asesor del BARSA, Núñez y Navarro, y Javier de la Rosa), y de “Servicios Financieros”, ¡casi nada! Su declaración justificaría mi tiempo, consiguió retenerme hasta que le ordenaron retirarse. ¾ de hora. ¿Y qué declaró?: NADA. Descarada “omertá”.

Después de la renuncia de la fiscalía y demás partes a una decena de testigos, inició el fiscal el interrogatorio, advertido el testigo por la presidenta de la obligación de decir LA VERDAD bajo pena de falso testimonio.

El “no recuerdo”, ni lo declarado por él en el 2000, sería lógico en un caso menos trascendental implicando no solo a sus más íntimos colaboradores y jefes sino a un selecto grupo del TODO BARCELONA, y más si los ignorados recovecos de la FISCALÍA de entonces lo libran del banquillo… concedo que para que declarara “esa verdad”. La pretensión de fiscalía que puntualizara que la orden de anular las inspecciones ordenadas desde Madrid, en concreto a JOSÉ MARÍA FOLCHI, la dio su jefe Huguet, y que a él le pareciera entones muy extraño, no salió de su boca. Juegos de palabras intentando convencer de que todo lo que pudo suceder entraba dentro de las normas y práctica.

Ante tres evidentes contradicciones: al fiscal, al abogado del Estado y al abogado de Huguet, la presidenta intervino con contundencia. El testigo, hábil en sus contradicciones, se refugió en que el tiempo y la importancia del caso le habían creado criterios sobrepuestos. Ignoraba cual era la verdad, pero insistió que en su día si le dieron esa orden no la encontraría sospechosa puesto que podía suceder que se anularan inspecciones por muchas causas. ¿Se argumentaban esas causas? De nuevo el si pero no… total, el Delegado de Hacienda, Aguiar (exculpado por prescripción), el jefe de Inspección el acusado Huguet (los amigos de Josep Borrell) y su grupo íntimo de inspectores hacían lo que les DABA LA REAL GANA, cobrando ¡claro! Añado, justificando mi perruna insistencia y obviando el “supuesto”, como negarse a entregar al juzgado la “censura de cuentas”, a mi petición, al Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, que el juez de instrucción, Miranda de Dios, utilizara como argumentación para dictar la orden de prisión contra mí, con la excusa de que era un documento “interno”. Tan interno que EL PERIÓDICO (financiado por Javier de la Rosa) publicaría y tergiversando a su placer. Alguien podría argumentar que diez años antes “eran otros”…no…no… era HACIENDA. Ver imágenes en www.lagrancorrupcion.blogspot.com

El abogado de Huguet aprovechó las incoherencias del testigo, al igual que Jufresa (más ironías de la vida, compañero de bufete de Gonzalo Quintero, mi defensor en el juicio en el caso Consorcio), abogado de De la Rosa, interviniendo por las sociedades, domiciliadas en Figueras, donde miles de millones en facturas falsas se perderían entre la evidente corrupción de los inspectores de Hacienda.

Por mi triste experiencia es difícil que me guste un juez, o simple abogado, pero la presidente me cae bien, incide y mucho. Diría que la selecta flor y nada de empresarios, jefes de Hacienda, y selectos abogados defensores (en Barcelona siempre los mismos a pesar de 18.000 colegiados), le irritan con sus mentiras de párvulos.

Y así la semana acabó con la citación, de no admitirse un escrito de última hora, AL PROPIO “BARCELONA” , que dicho de paso y en broma acumula de siempre más cuentos y trampas que mi preferida serie de películas FU MAN CHU, encogiéndome en la butaca en mi más tierna infancia, los 40 del pasado siglo. La juez ante la defensa de Núñez excluyéndole de la dirección ejecutiva de su grupo NUÑEZ Y NAVARRO decidió citar a ese BARSA, que le absorbía por completo.

Y para calentar el ambiente puede personarse ALFONS GODALL, célebre por su oposición a la gestión económica de Núñez, y quien si parece que acudirá, esperemos que esposado como el común de los mortales, entre ellos yo, aunque chirríen sus "camaradas" de partido o partida. ¡Veremos que tal va de memoria!




PÁGINA DE "BARCELONA, 30 AÑOS DE CORRUPCIÓN"