Translate

Buscar este blog

Cargando...

martes, 30 de noviembre de 2010

BARSA 5 - MADRID 0

TRAS LAS ELECCIONES EL FÚTBOL.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 30-11-10. Para el día después de las elecciones presupuse las consabidas elucubraciones para cuadrar los complejos resultados. No creí en las predicciones otorgando la mayoría a Artur Mas, aunque la seguridad del retroceso socialista parecía evidente. Cuando los medios dominados por los socialistas anunciaban la victoria de Mas creí espoleaban a sus huestes para que fueran en masa a votar.

Soy mal politólogo, me influencian prejuicios y perjuicios que nada tienen que ver con las preferencias de los votantes. Creyendo que las corrupciones de los gobiernos de Jordi Pujol pasarían factura a CIU (el caso Millet y Ferrovial o Pretoria), repetía mi error del 93 dando por segura la derrota de Felipe González por las graves corrupciones de entonces. Ganó Felipe y pactó la “gobernabilidad” con Pujol, y por si fuera poco cuando ya Felipe González no aguanta tanta corrupción y pierde las elecciones, las gana Aznar que también pactará con Pujol. Ocho años para limpiar, frenar y eternizar sumarios en Cataluña, entre ellos todos los del mejor empresario de Pujol, Javier de la Rosa y secuaces. Está visto que si la economía funciona la Gran Corrupción se perdona.

El Barsa ha completado los brindis de ayer lunes. 400 millones de telespectadores ante un recital del más depurado fútbol. Pero tanto cava me amargó el día, aunque desde hace mucho tiempo ya no me amargan estas cuestiones, perdieran o ganaran unos u otros los convertiría en un comentario que colgaría en INTERNET… y santas pascuas… y a más ver.

Poco veré, en mi obsesión por completar mi Gran Corrupción, a deducir por las viejas glorias que sonríen felices. Manuel Fraga, Jordi Pujol, Felip Puig, Rubalcaba añadiéndose a las felicitaciones y cava, hasta Onda Cero y Del Olmo apareciendo, me indican que el doble juego, la hipocresía, el chaqueterismo, impedirán que esa filtración americana de los 250.000 documentos aquí se produzca. Tampoco podría, porque el refinamiento español imposibilita esas redacciones, pero si posibilita que personajes como Narcís Serra monten su servicio de espionaje para medrar y defenderse cuando toque.

Ni la declaración de independencia que exige Joan Laporta (al que parece le preocupan poco las acusaciones de presunta corrupción por su gestión en el Barsa, endeudado más allá de toda lógica observando esos estadios con casi 100.000 entusiastas seguidores pagando lo que se les pida) para votar la investidura, ni el pacto contra la corrupción de Albert Rivera, se darán en ésta ni en ninguna legislatura del Régimen de los 1000 años. Los nuevos diputados, sobrantes o de relleno en el Parlament, cobrarán a fin de mes sus espléndidos sueldos, añadirán las dietas y gabelas que el Sistema les proporcionará… y como siempre digo, a procurar que en su partido no les “hagan la cama".

El Régimen sigue “atado y bien atado”; lo actual, una simple alternancia debido al desgaste de Montilla y su tripartito. ¡No pasa nada! o ¡eso quisieran! Quizá el único que no aparece en las fotos y minutos de Tele sobre el desastre Montilla, sea su padrino Narcís Serra, aunque sí su alter ego Pascual Maragall. Serra, desde los aun varios cargos y consejos de administración podrá dominar a quienes intenten culparle de los miles de millones de euros perdidos o robados en su gestión en CatalunyaCaixa. Pero por mucho peso que se ponga a las alfombras para que no se levanten, alguna explotará; los cientos o miles de pisos sociales franquistas VPO hipotecados por 200.000 euros, o cualquiera de las miles de hipotecas o créditos que no se pagan ni pagarán… los millones en negro que asoman en el caso Pretoria, etc.etc., o hasta su asociado el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, la única gran inmobiliaria (pública) de la que por el momento nadie cita y critica, ¡ya aparecerán!

Siempre me he dicho que las han cometido tan gordas que solo es cuestión de tiempo, paciencia y salud, para completar la historia que se inició con mi entrada en La Modelo en 1980. Ya han pasado ante mi puerta muchos e importantes cadáveres (algunos aun respiran y demasiado) de la Gran Corrupción… ¡y pasarán!

Las cuentas no cuadran tras 30 años de expolio y los últimos 10 de pura avaricia cleptocrática. Un comentarista dice que estamos en una Corruptocracia y otro le corrige… una Cleptocracia.

El circo, fútbol, ha funcionado y encajado a la perfección, hasta al centralismo madrileño le convenía que ganara el Barsa. A los catalanes les vienen encima tantas desgracias que mejor que gane el Barsa.

La quiniela de que si CIU pactaría con el PP o se debería refundar un tripartito se quedará en blanco. Ahora la distracción se centrará en si los cargos de la mujer de Montilla los hereda el coleccionista de nombramientos de CIU Felip Puig, o cualquiera de los antiguos que aparece en sus listas, por ejemplo Antoni Fernández Teixidó.

Por de pronto el IPC oficial sube el 2,2. Millones de mileuristas y pensiones de 500, 400, 300 euros y parados, aparcarán del todo la poca carne de ternera que llegara a su mesa, a sustituir por cerdo y pollo… y menos.

Al igual que días atrás sigo la fiesta por 3/24 y maliciando que las frases y exposiciones de segundos y minutos cambian a favor de los ganadores… convenciéndome que todo continuaría igual de no ser por la agobiante Crisis, que quieran o no está forzando el fin de la etapa de la Gran Corrupción.