Translate

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 8 de noviembre de 2010

VISITA DEL PAPA A BARCELONA,

EL LAICISMO AGRESIVO O FELIPE GONZÁLEZ Y LA VOLADURA DE ETA.



Rafael del Barco Carreras



Barcelona 8-11-10. Pujol asistirá a la misa del Papa mientras Maragall se ausentará de todos los actos, publica La Vanguardia. Si Zapatero (aparecerá cinco minutos en el aeropuerto) y Maragall mantienen en alto la bandera del anticlericalismo, para Montilla, su mujer Anna y el Alcalde Hereu, o el iconoclasta Carod Rovira y los suyos, París bien vale cuatro horas de misa. No se jugarán un voto por el laicismo (Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, de toda influencia eclesiástica o religiosa, dice el dic.) aunque el Papa lo tilde de agresivo. Apuntar el anticlericalismo español no debería molestar porque es cierto, y lo del fundamento de la vida humana, la familia, no estorba recordarlo.



Un gran despliegue informativo por la progre y laica TV3 de Montilla. Catalán y castellano, que es lo propio. Religiosidad en estado puro y respeto.



Una ceremonia magnífica en el marco de una obra de arte que sitúa a Barcelona en un lugar de privilegio en el Mundo. Una lástima que ese laicismo agresivo se desborde en áreas que ennegrecen al propio laicismo. Alguna cadena ha dicho que si besos gays masivos o poco fervor popular (por los casos de pederastia) comparando con otras visitas. Yo no vi a los gays a pesar de mi largo recorrido, y en cuanto a la valoración de fervores ¡si lo quieren así, pues así será! Con lo visto es suficiente, la Iglesia Católica y sus fieles siguen muy vivos y entregados.



La misma tele, a la que le oí el negativo comentario, informaba en el mismo paquete de noticias de las declaraciones de Felipe González sobre que le propusieron volar a toda la cúpula de ETA. “González da a entender que controlaba la “guerra sucia”, publica hoy El Mundo como primer titular por encima de la foto del Papa y Zapatero en el aeropuerto del Prat.



Deducción; si en su entorno se discutían temas de guerra sucia, si con Narcís Serra, Barrionuevo o Vera, elucubraban acabar con ETA a base de asesinatos masivos, las afirmaciones de Amedo (tipejo donde los haya, pero menos que sus jefes, pues él se jugaba la vida en primera línea de fuego, aunque por la tarde dilapidara su millonaria soldada en el casino y con amantes) sobre que Rubalcaba pretendió comprar una versión de los hechos, tienen no solo lógica sino que son la prueba de quien se escondió tras la famosa X del proceso GAL, el “quien o quienes ordenaron docenas de muertes o secuestros y torturas”. ¿Grabaría Narcís Serra esas conversaciones para su archivo privado?



A mí nunca me cupo duda, su amoralidad vivida en mis carnes, sobrepasa ese laicismo agresivo que el Papa cita como figura intelectual pero que podría ser figura real tétrica y práctica. La “licencia para matar” auto otorgada por los que hicieron de los asesinatos franquistas y de la pena de muerte su principal bandera. ¡El humanismo socialista! Lo mismo se roba que se mata.



A mi gusto la nota discordante del día la protagonizaron los antisistema, okupas, gays, lesbianas, proabortistas, feministas pro sacerdocio, ecologistas, antitaurinos, o tantos movimientos coloristas que alberga Barcelona, por no hacerse notar aprovechando el tirón televisivo. Me comentarán que ellos respetan más de lo que les han respetado. O ¿les habrán amenazado con cortar las subvenciones? ¡Práctica desaparición! Los hubo más en Santiago de Compostela. Algún recalcitrante suelto, o situado a propósito y pintarrajeado entre indio sioux y mohicano ante una cámara profesional propiedad de ese laicismo agresivo.



Salí a pasear por todo el perímetro vallado y no me extraña la ausencia ultra, nuestras autoridades dispusieron tal despliegue policial que ni en los tiempos de Franco. La ceremonia me conmovió, hace años que no oía gregoriano y los cantores y monaguillos me recordaban mis tiempos en la Parroquia de Ntra. Sra. del Coll. Los muchos años sueltan las emociones… y la lengua.


Me enviaron un mail asegurándome que la armarían por el desalojo en la calle Diputación por formar parte del recorrido papal. Ya se sabe que los anónimos o falsos nombres escriben blanco y negro a la vez. Quizá los camaradas de los okupas actuales, como el hijo del anterior alcalde Juan Clos, Ignaci Clos, o del director general de prisiones Albert Batlle, y otros famosillos, les hayan pedido por esta vez moderación, ya que contra la Iglesia no son prudentes alaridos y quema de contenedores.