Translate

Buscar este blog

Cargando...

viernes, 23 de diciembre de 2011

GENERALITAT Y CAIXAS,

esperando el próximo Consejo de Ministros del día 30.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 23-12-2011. Se convendrá que en materia de ceremonias, para dar largas, los españoles superamos a cualquiera de nuestros vecinos metidos en similares problemas; presupuestos en déficit eterno, deuda impagable, más en España la quiebra de caixas, que lo escribo en catalán porque es en Cataluña y Valencia donde el problema supera a los presupuestarios ¡que ya es decir! ¿Nos superarán Madrid y Andalucía?

Otra semana, viernes día 30 Consejo de Ministros, aguantando el aliento. Y no es que los “mercados”, léase Merkel, se incomoden y no arranquen ni con masivas inyecciones de liquidez, sino que no hay español con la mosca tras la oreja; excepto a quienes les haya tocado la lotería, y ese reducido número de político-financieros, tipo Narcís Serra o Felipe González, con saldos en negro en todos los paraísos fiscales del Mundo.

Esperando al 30, o al mes que viene, el trimestre, o toda la legislatura ¡si se aguanta el castillo de naipes!, aquí en Barcelona las noticias de hoy, dictadas a sus medios, son de mareo. Si la Generalitat y las caixas han esquilmado Cataluña, “le han robado” que diría nuestro corrupto “parlamentari” López Tena si fuera objetivo, las réplicas y chapuzas justificándose pasan del esperpento al cretinismo.

Hoy se lee en LA VANGUARDIA

“Las cajas con ayudas quieren evitar la publicación de los sueldos de la dirección
El sector debate si se acoge a la ley de protección de datos a una semana del límite
Economía | 23/12/2011 - 00:00h Eduardo Magallón
La cajas que recibieron ayudas públicas quieren evitar la publicación en detalle y de forma personalizada de los sueldos completos de los miembros de sus consejos y de la alta dirección de la entidad. Para ello estudian acogerse a la ley de protección de datos para no autorizar la difusión de la información.
…En cambio, la idea del Banco de España, que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez, era darla de forma individual para dar respuesta a la alarma social creada con los últimos escándalos de pensiones e indemnizaciones millonarias de directivos con ayudas públicas, como los de la CAM, Nova Caixa Galicia o Caixa Penedès. El Banco de España sostiene que es un ejercicio de transparencia, de tal forma que quien no lo publique quedará retratado. El problema es que si finalmente nadie lo publica, tampoco nadie quedará retratado.
De hecho, ayer, ninguna de las entidades obligadas a presentar la información había tomado la decisión sobre si publicaban o no los sueldos. Esas son Bankia, Nova Caixa Galicia, Catalunya Caixa, Banca Cívica, Unnim, BMN y Caja España. La mayoría de las entidades reconocen en privado que la decisión final que se adopte dependerá mucho de lo que hagan el resto de cajas obligadas a publicitar su sueldo…”


Como digo, es de un cretinismo total que unos “dependientes” del Estado opinen siquiera sobre que su sueldo pueda publicarse o no. Define su estado de ánimo, la institución es de su propiedad, y ellos que se han otorgado los sueldos a tenor de su avaricia y corrupción, son sus dueños absolutos. ¡Y quizá los sean por chantaje! ¡Saben demasiado para que nadie del Poder les exija informar!

Pero si esa noticia define la catadura de nuestros político-financieros, la de sobre la Generalitat y su “paga extra” restando IRPF que aun no se ha cobrado, sería chistosa si no reflejara el caos reinante. Y para más inri su responsable Mas-Colell introduce en su discurso el “cierre de cajas” (antigua expresión catalanista reteniendo los pagos al Estado) transformando la quiebra y el impago general en una lucha “catalanista” contra el Estado recaudador y ladrón:

EL PERIÓDICO “Mas-Colell anuncia un cierre de cajas transitorio de pagos al Estado
• Las transferencias bloqueadas son las de las cotizaciones
de los empleados públicos dependientes de la Generalitat
Mas-Colell no garantiza que los funcionarios cobren el 20% de la extra durante el 2012”


No es demagogia, es cinismo. Una de las medidas, ya establecidas, pero que se generalizarán según anticipó Rajoy, es la compensación o “cuenta fiscal”. Lógico, compensar lo que yo te debo por lo que tú me debes. Pero para nuestro genio de la Economía estas cosas se condicionan a la demagogia, en la que de momento no entra información alguna sobre CatalunyaCaixa, fuente del mayor robo a los catalanes, “catalanistas” o lo que sean.

¡Los catalanes no teníamos bastante con dos charlatanes y enredadores prácticos en quiebras, Jordi Pujol y Artur Mas, que se ha añadido otro, Mas-Colell, prometiendo dejar en mantillas a sus geniales jefes!














Y desde Valencia ANTONIO MARÍN SEGOVIA;


| 22/12/2011


Las CUOTAS PARTICIPATIVAS y la gestión del Banco de España



1º) En uno de los intentos mas burdos de engañar a la opinión pública el Banco de España por medio de su Gobernador y de los administradores del FROB han perpetrado una de las acciones mas innobles que se han visto en el convulso mercado financiero español. Han intentado responsabilizar de la mala gestión de la entidad, en este último período, incluida la desastrosa intervención de los administradores del FROB, a los clientes de la CAM que le prestaron sus ahorros mediante las cuotas participativas.

2º) Las cuotas no son acciones puesto que no tenían aparejados derechos políticos algunos ni representaban o estaban vinculados a la propiedad de la CAM, dado que esta institución no es de titularidad privada. Al ser unos instrumentos nuevos, tampoco existía tradición de que su rendimiento iba a estar por encima de los depósitos tradicionales. Fueron autorizados por el Banco de España como una vía nueva de diversificar las fuentes de financiación de este tipo de entidades.

3º) Los clientes de la CAM que suscribieron las cuotas, en vez de depósitos típicos lo hicieron en su mayor parte a petición de los empleados de la CAM con la única contraprestación de que eran de esa manera clientes “preferenciales”. Sin concretar en que se plasmaba esa diferenciación. La opacidad de este instrumento financiero se debía a su novedad (apenas entendida por la propia red) y falta de uso en los mercados. No eran acciones tradicionales (retribución según las fluctuaciones del valor de mercado de la entidad) ni tampoco depósitos (retribución pactada y fija). Su retribución dependía de la confianza en la institución (de la demanda de las mismas).

4º) Pero en cualquier caso las cuotas son pasivo de la CAM, clientes que han prestado sus recursos a la misma para que a su vez pudiera prestar a los demandantes de crédito. En un sistema que tiene como puntal de confianza el Fondo de Garantía de Depósitos para tranquilizar a los (pequeños) prestamistas de las entidades financieras, estas cuotas han sido deliberadamente sacadas de dicho sistema de protección de los clientes. Al no ser tampoco acciones (no tienen derechos políticos y por tanto derechos de control), no se puede imputar a sus suscriptores que asumían un riesgo porque su valoración dependiera a final del valor de la CAM en los mercados.

5º) El Gobernador del Banco de España y sus administradores han provocado y difundido la información de que el valor de la CAM era cero, lo peor de lo peor. Con ello el valor de las acciones de la CAM sería cero de haber existido estas, pero las cuotas no eran acciones. Aún así la confianza y la demanda de dichos instrumentos se evaporó.

6º) El final de tan asombrosa jugada de despojar a prestamistas de la CAM de sus ahorros, fue pasar esas cuotas a una CAM mala (un banco malo CAM) en la que quedaban esos acreedores de la CAM y la obra social. Se esfumaban así los derechos y los ahorros de decenas de miles de PRESTAMISTAS de la CAM. Ni en el corralito argentino se atrevieron a tanto.

7º) El Gobernador del Banco de España y los administradores responsables de las pérdidas de la CAM por el pánico bancario que han generado con su correspondiente fuga de depósitos, no debieran irse de rositas de esta historia. Su actuación debería ser penalizada por los tribunales y su patrimonio afectado por las indemnizaciones a que hubiera lugar. Su nombre ocupa ya un lugar de honor entre los incompetentes que han acabado de hundir a una institución centenaria de amplísima implantación en la cuarta provincia en PIB de este país.

8º) Se compra la CAM porque ha sido y volverá a ser rentable una vez se eliminen los supuestos activos tóxicos (inmovilizado) que le afectan a ella y al resto de entidades. Esto se puede hacer con medidas o bien con tiempo y una gestión adecuada, pero el activo de la misma, su valor de mercado y su valor de comercio, hoy está afectado por la descalificación que hizo del mismo el Gobernador del Banco de España.

9º) Por último una gestión razonable pasa por reconocer que los que prestaron sus ahorros a la CAM a través de esas cuotas no pueden ser los paganos de tan miserable táctica. No pueden estar en el Banco malo. Son prestamistas no inmuebles ni accionistas. El comprador de la CAM debe empezar por restituir la confianza para que se le vuelva a prestar dinero, ofertando una solución satisfactoria, y pidiendo en su caso las compensaciones a los que generaron el desastre actual.
Alfredo Masó



Se habilita una nueva página con el título de DEMANDA en donde se irá informando de los pasos que se están dando. Esta página se añade a las ya existentes: HOJA DE SINDICACIÓN, PREMSA y LEGISLACIÓN


http://impositorscam.com/



Y muy de acuerdo con ANTONIO GARCÍA FUENTES

¿Feliz Navidad?




¿De verdad será así... para cuántos? ¿Pero de verdad existe la felicidad en este pobre mundo?... “La Navidad es ya algo así, como la gran borrachera del mundo donde ésta se celebra y en la que muchísimos se refugian para de alguna manera eludir u ocultar los pesares que todo ser humano lleva sobre sí mismo; excepto la mayoría de niños, que son el pretexto para que en esa celebración, muchísimos adultos vuelvan a aquella feliz o infeliz etapa en que fueron niños; al meno con la imaginación y por ello sean los que más disfrutan del juguete para el niño”.



La Navidad la han convertido los negociantes y los demagogos, en un gran negocio... mejor dicho, en el mayor (y monstruoso) negocio anual de todos los tiempos, dónde el derroche y el desenfreno para aquellos que pueden, e infinidad de los que no pueden, es la meta final de algo insólito; puesto que en ella (se dice) se celebra el nacimiento del hijo de un humilde carpintero, el que junto a su mujer, se ven obligados a refugiarse en una cuadra; y allí aquella pobre mujer, tuvo que parir a su hijo... “y seguro que sin haber podido cenar... puesto que de esto nada dicen las escrituras religiosas, sobre la fundación de una religión cuyas bases son la pobreza, la austeridad y el buen hacer; y no todas estas parafernalias, que incluso las iglesias arropan”.



No digamos las secuelas que estas bacanales modernas, van a dejar no sólo “a la cartera o billetera”, sino “al cuerpo físico”, e incluso el anímico, puesto que muchas de estas reuniones (familiares, empresariales, “de amistad”) terminan en situaciones, “familiares y no familiares”, donde la gresca, la disputa, la discusión y las rencillas y envidias, suelen salir; muchas veces antes de que lleguen... “los postres y el vino con burbujas”; lo que demuestra que gran parte de la parafernalia, es apariencia; sólo apariencia y ese barniz desaparece con enorme facilidad.



Por lo que a mi respecta, ya sólo “celebro” la cena de nochebuena; que si por mi fuera, la haríamos en la comida del medio día, puesto que suprimirla no tengo la fuerza para hacerlo... “manda la familia”... y la de fin de año, es para mí una cena más, o con algo especial pero sin gran excepción; me da igual con uvas que sin uvas... y cuando dicen que llega “el nuevo año”, ya suelo estar durmiendo más de una hora; en esto sí que logré convencer a mi esposa, única y suficiente compañía para esa noche, que no es otra cosa que... “otra noche más”.



Mis recuerdos de la primera nochebuena en familia y con algo especial... no se alejan más que a mi época de más hombre que niño y ya con pantalón largo y llevando bastantes años trabajando... era la entrañable cena en que mi querida abuela, hacía una inolvidable sopa, con los menudillos del gallo, huevos cocidos y troceados en la misma, en un caldo logrado con un simple “hueso de sustancia añeja en forma de hueso de cerdo”, a lo que se añadían abundantes “cuscurroncitos” de pan frito; luego aquel gallo en rica salsa de pepitoria, de postre los anónimos mantecados y polvorones, hechos por ella o mi madre, en el horno del barrio... y alguna copita, muy pequeña de risol o aguardiente dulce... luego a cantar algunos villancicos y tan contentos, unas veces a la cama y otras a la hoy casi desaparecida misa del gallo, que era el pretexto para darse un garbeo a horas prohibidas en la cotidianeidad.



Y así hasta que el día de reyes, aparecían los no muy rumbosos regalos, generalmente “uno por barba”, unos dulcecitos en una artesanal o casera cestita y hasta el otro año; pues para entonces pocos mantecados, polvorones y también pestiños, quedaban... “en la canasta protegida con blanca sábana donde se guardaban aquellos manjares, que no tocaban nada más que las manos de la madre o la abuela, pues tenían que durar al máximo”.



Lo “del nuevo año, la noche vieja, el vino con burbujas y todo lo demás”; eso vino mucho después, ya en la época próspera del franquismo; entonces ni pensábamos en ello... “un año más”... pues muy bien... “bienvenido sea”. Y... ¿éramos felices?... No lo sé, desde luego yo no recuerdo “una infelicidad insoportable”... éramos felices, si el conformismo se puede considerar así; pero desde luego vivíamos mucho más tranquilos que hoy, no había... “las ansias y las insatisfacciones que luego han venido”... así pues, sí... éramos conformes y nos conformábamos con aquella felicidad.



Hoy la muestra de lo que hay y nos viene, me la demuestra el propio ayuntamiento de mi ciudad; que el año pasado... “el equipo saliente y derrotado en las elecciones de mayo”, se gastó medio millón de euros en “luces y cohetes navideños”, cantidad que según el alcalde, no pagaron ni han podido pagar hasta hoy... por lo que el nuevo regidor municipal, ha tenido que reducir los jolgorios, nada menos que un noventa y cinco por ciento y se ha limitado a alumbrar, por donde pasen los reyes magos... que este año, al parecer “lo que tiraban a puñados el año pasado”, va a ser mucho menos y además pagado por la iniciativa privada, que colabora con el ayuntamiento, según me han dicho... por tanto... “se vuelve a tiempos pretéritos ya que Jaén, como Andalucía, como España y gran parte del mundo... vivían en la Luna”.



Este año hasta al rey de España... “le han dado las navidades”; puesto que está enfermo, bastante cojo, a dieta medicinal, le han quitado de fumarse sus grandes y largos puros habanos y lo demás... y el pobre, se ha tenido que tragar... “hasta el enorme puro” que le ha proporcionado su yerno Urdangarín... metido (presuntamente) en negocios tan sucios, que otro cualquiera, se supone ya estaría en la cárcel”.



Así es que... ¿Feliz Navidad?... bueno... “que cada cual se las busque como pueda... por mi parte y siguiendo las enseñanzas de los sabios... pongo las espaldas y acepto lo que hay... y lo que venga, también”; desde luego infeliz no soy, puesto que me conformo con lo que tengo, que es mucho más que suficiente.



Antonio García Fuentes