Translate

Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LA CONSTITUCIÓN Y LA LIBERTAD… Ley Sinde, Wikileaks…

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 7-12-2011. Si cuando se reformó la Constitución, en tiempo record con un simple acuerdo de Zapatero y Rajoy, para contentar a los europeos, pero mostrando excesivo Poder, me repetí que continuábamos en el franquismo, con la única diferencia de cierta condescendencia con la “disidencia informativa”, ahora ante el abuso y tratamiento de la Crisis me temo que la Libertad y esa disidencia cuelga de un precipicio. La Crisis unifica tanto las portadas y las teles que la realidad del día a día se aplasta, importa poco o nada, o se oculta. Son tantos los miles o millones de afectados que es conveniente que enmudezcan. Nos aplastan a golpe de titulares.

Me alegró que se aparcara la Ley Sinde ¡solo aparcada! tanto como me disgusta la presencia continua de la Generalitat y Policía en mi blog (demostrado anteayer) señalando que mi escasa libertad está bien amarrada y vigilada. Sin embargo me alegra sentir que el Poder nos lee aunque sea con torticeras intenciones.

Hoy recibo de mi amigo Antonio Marín Segovia un mail que tuerce mi escrito sobre el Día de la Constitución… la Libertad está en peligro, siempre lo ha estado y estará, no solo ante el excesivo poder del Régimen Español (que tuviéramos un catastrófico dictadorzuelo no significa que careciera de Poder), sino el superior de los poderes mundiales…

"Ningún hombre libre podrá ser detenido o encarcelado o privado de sus derechos o de sus bienes, ni puesto fuera de la ley ni desterrado o privado de su rango de cualquier otra forma, ni usaremos de la fuerza contra él ni enviaremos a otros que lo hagan, sino en virtud de sentencia judicial de sus pares y con arreglo a la ley del reino. "

Carta Magna de Juan Sin Tierra. 12 de junio de 1215.

“En torno al activista Julian Assange se han desencadenado en el último año numerosas campañas, que claramente se deben calificar de difamatorias y cuyo único fin es sembrar la duda y el miedo, en base a unas acusaciones sin fundamento alguno.

Nos jugamos mucho si el ciberactivista Julian Assange es finalmente extraditado a ese falso paraíso de Suecia. Y todo por unas vulgares y no probadas acusaciones, fruto de dos damas con un oscuro y turbio pasado político, donde las intrigas y las mentiras son las únicas verdades en el proceso abierto en Londres a instancias del gobierno de Estados Unidos.

Aquí, en el juicio de Assange y su probable extradición a Suecia, hay mucho en juego. Más de lo que nos imaginamos.

Las bases mismas de la frágil democracia peligran por culpa de un sistema judicial y de unos medios de comunicación que, única y exclusivamente buscan el titular impactante, sin importar las consecuencias y conflictos que generen.

Es triste y patético constatar que los medios de comunicación (otrora artífices y fiscales del sistema) no quieren ni anhelan ahondar en el por qué se tramita una causa judicial sin ningún fundamento, sin ninguna prueba. Tampoco nadie, desde la supuesta u caótica izquierda y los diversos organismos internacionales dedicados a la defensa de los Derechos Humanos, quieren atacar las causas reales que han motivado una detención y secuestro fraudulento de uno de los pocos luchadores por los Derechos Humanos, la Información y las Libertades, que todavía hay vivo y presente en nuestra moribunda Europa, en ese gran zoco, repleto de tiburones, especuladores y mentirosos crónicos.

Hoy todo el mundo en Gran Bretaña, en España, en Estados Unidos... parece dispuesto a linchar (por acción u omisión) a uno de los pocos referentes éticos que hay en Europa y en el cada día más reducido mundo libre. Nuestro viejo continente, víctima de un despiadado terrorismo financiero, parece muy preocupado y absurdamente obsesionado en salvar a los mismos peligrosos delincuentes, esos que llevan tiempo conduciéndonos al abismo, a la ruina y a la Edad Media, a la miseria y a la servidumbre.

Nosotros, desde Cercle Obert de Benicalap, exigimos con voz firme a todos los gobiernos de la maltrecha y moribunda Europa (que hacen cualquier cosa menos gobernar y perseguir a los verdaderos delincuentes y criminales de guante blanco), para que dejen de entretenernos, en urdir y diseñar linchamientos contra los escasos ciudadanos y organismos que desvelan las miserias de nuestros gobiernos. Es hora ya de ponerse manos a la obra para identificar y sancionar con dureza a los verdaderos y más peligrosos terroristas: los banqueros y su guardia pretoriana (la miserable e improductiva casta política).

Sabemos que nuestra iniciativa y exigencia es ingenua y no será atendida, pues aquí ya no se hace política ni se gobierna para la inmensa mayoría. Las bases mismas que rigen a todo Estado de Derecho, hace tiempo que no se cumplen ni se ejercitan en la cansada y rota Europa. Pero nosotros, ciudadanos de primera, seguiremos hablando con serenidad, constancia y tenacidad, exigiendo siempre lo que es necesario y urgente, a la vez que persistiremos en reclamar nuestro legítimo derecho a pensar, a ser ciudadanos y no simples súbditos o consumidores resignados.

Assange es inocente y todos lo saben bien. Si acaso es culpable de algo el ciberactivista Julian Assange, es de ser un impenitente ingenuo y esperar Justicia de un sistema totalmente corrupto y que lleva años, muchos años en descomposición.

Europa, Estados Unidos, Canada... llevan muchos años apestando a corrupción, totalmente a la deriva, sin liderazgo, sin programa, sin propuestas. Por eso, países del mundo islámico tienen la excusa perfecta para asumir un protagonismo ascendente e imparable.

Es verdad, como hace ya algunos años afirmaba André Malraux, que todos nosotros tenemos los gobiernos que se nos parecen. Por eso, en España la mayor parte de los ciudadanos todavía cree en los Reyes Magos y en los milagros.

Nosotros en Cercle Obert de Benicalap ni creemos en los Reyes Magos ni en la Resurrección de la Carne ni en el Advenimiento del Mesías, ni tampoco albergamos esperanza alguna en nuestras funestas castas políticas y financieras, que únicamente actúan para tomarnos el pelo día sí y día también, con todo tipo de iniciativas absurdas y que atentan contra el interés general, la Libertad y la Vida.

La posible y segura condena de Assange, anuncia el inicio de una nueva Edad Media, donde un grupo de indeseables, ineptos e irresponsables tendrán carta blanca para inventarse todo tipo de linchamientos y persecuciones contra los que deseamos vivir en y para la Libertad.

Sin pensamiento ni filosofía es imposible organizar la vida, la existencia y el desarrollo de nuestras comunidades, de nuestras sociedades.

Volver a la esencia que tuvo a bien favorecer la Revolución Francesa es una buena excusa para acabar con la falta de Política, con la falta de programa que envuelve a las supuestas organizaciones partidistas e instituciones públicas.

Es vital hacer tabla rasa del actual putrefacto sistema. Por eso conviene acabar con la obscenidad y las grandes patrañas oficiales, pero urge también organizarse desde la serenidad y pensar que la Historia y la Vida misma es un conflicto vivo y permanente.

Sin nuestra participación y sin nuestro compromiso diario y responsable, no habrá presente ni futuro digno.

Hacemos nuestras las palabras de Julian Assange y exigimos que acabe ya la persecución contra él y contra todos los que amamos la Libertad.

"Este caso no es sólo sobre mí. No es sólo sobre la presión de los Estados Unidos sobre el Reino Unido, Suecia y los medios. Es sobre la EAW. Lo que pedimos es modesto: el derecho a no ser enviados a países extranjeros sin cargos formales o incluso sin la presentación de las pruebas más básicas. Os pido que hagáis de mi caso algo más grande que yo. Tomad este caso y hacedlo vuestro."

CERCLE OBERT DE BENICALAP









































Y por ANTONIO GARCÍA FUENTES


¿Por qué España no tiene remedio?




Para mí tiene una explicación muy sencilla... “aquí para ser algo (y salvo excepciones) has de tener una recomendación del que sea o de quién sea para que influya y a tenor con lo que quieres; o tienes que proceder del grupo de “familias” instaladas en “los resortes de control de lo que sea”; y luego, pelotillear a todo el que se te va a ir poniendo por delante, para que mediante tus “servicios incondicionales a todo lo que te pidan”, luego tenga la bondad de dejarte en el lugar pretendido... “o al menos viviendo de las ricas migajas que te dejen”.



De ahí que aquí sólo ocurriera, el que a uno de los grandes artistas (cuyas obras hoy no hay dinero para pagarlas, puesto que el que las tiene no las vende)... para darle el título de nobleza... “en el expediente depurativo para tal honor, figurase el que nunca había trabajado con las manos”... esto le ocurre nada más y nada menos que al andaluz Velázquez... el que obsesionado por entrar en la aristocracia española, deja incluso de pintar y por fin en su último año de vida, lo consigue... ¡Inaudito! El pobre Velázquez (vivió rico y además murió “noble”) en sus obsesión, no supo valorar que él (como tantos otros) llegarían a ser mucho más famosos que los reyes a quienes sirvieron, cuasi como lacayos... en fin, como para mondarse de risa con las cosas que aquí pasaron y siguen pasando.



Mi reciente artículo: “España: desde 1939 no ocurría...”. Y en el que trato la despoblación de España (“hoy españilla o españistán: por cuanto ha disminuido”) y en la que nacen pocos y los pocos útiles que nacieron y aquí se formaron; han de ir hoy al extranjero para allí rendir sus saberes en beneficio de otras economías... me ha proporcionado sabrosísimos diálogos y correspondencia, donde los inquietos e inteligentes (que sigue habiéndolos aquí) claman “al cielo y al infierno”; y no se explican lo que ocurrió y sigue ocurriendo y el por qué se ha llegado a la situación actual, tan inexplicable para esos que “la cabeza les sirve para algo más que para llevar pelo, sobrero, o gorra”.



“Espulgo algunos párrafos” de estos diálogos; y al final doy mi opinión, que como siempre es... “políticamente incorrecta”; pero es lo que merece “el solar” (nunca mejor dicho por cómo lo han dejado hoy los devastadores que nos han mangoneado) donde nací y vivo y que aún en los mapas figura como España. Veamos.



“Aunque sea orar en el desierto, España sigue siendo una opción -potencial- de futuro para nuestra juventud entre la que me incluyo. - Tenemos que equilibrar nuestra balanza de pagos y para eso tenemos dos opciones: o poner reglas para que la competencia con las economías parasitarias sea justa, o cambiar el modelo económico y empezar a pensar, de una maldita vez, que vivimos en la sociedad del conocimiento. - Debemos ir en pos de un modelo productivo de alta productividad, valga la redundancia, basado en la producción de bienes y servicios de muy elevado valor añadido. Eso se consigue con poca mano de obra pero muy cualificada y elevadas dosis de I+D+i - Por tanto, no vamos a poder cambiarlo de hoy para mañana. Tendré suerte si yo me jubilo con ese modelo ya implantado. Por tanto, como va a ser un tema difícil y no cortoplacista deberíamos ir empezando ya e ir buscando consensos porque, me guste o no, va a implicar a varios gobiernos y deberían todos empezar a mirar no a cuatro días vista, sino a quince o veinte años (en efecto, esa era una de las ventajas de la dictadura, Franco podía hacer planes a largo plazo sin más límites que los biológicos). - Por tanto, como va a haber menos necesidad de mano de obra, más temprano que tarde tendremos que volver a la jubilación a los 65 años (o menos) y a las jornadas de 35 horas semanales (o menos)”.



Mi respuesta fue la que sigue:

Usted y cualquiera medianamente inteligente, pide lo que entiendo pide usted, a saber. 1) ¿Dónde estamos? 2) ¿A dónde queremos ir? 3) ¿Por dónde debemos ir? 4) ¿Cómo queremos llegar. Y 5) ¿Cuándo? (“a donde, por donde, cómo y cuando”) Fueron las cuatro palabras que aquel instructor nos quería meter en “los sesos”; y nos las hacía repetir muchas veces. Curiosamente estos cinco puntos que valen para "cualquier avance con cierto grado de seguridad, en cualquier empresa humana"; lo aprendí en la "mili de Franco"... y en unos ejercicios de guerrillas, que nos daban en el campo de operaciones... "arrastrando panza y fusil en mano... para procurar avanzar, guardando el pellejo y llegar sanos y salvos a la etapa siguiente". Es largo de explicar, pero usted es inteligente y espero lo deduzca con su imaginación... le pondré en el punto de partida. Un parapeto, donde le zumban balas por cualquier lado y sin embargo allí no se puede quedar... y ha de avanzar, tan pronto su jefe de la orden... "saltando él, el primero".



Pero con esta “mierdocridad”, de políticos"; que lo quieren saber todo y que sólo piensan con la panza y el bolsillo... “no sólo nos quedaremos en el parapeto, sino que los de enfrente vendrán... y como mínimo nos van a moler a palos".



Por otra parte, el político, aparte de tonto o idiota (sálvese el que pueda) tiene un orgullo que se le derrama por muy encima de su enorme miopía... ¿cómo va él a aceptar que no sabe de algo y recurrir a cualquier otro... y además, que éste, no sea de su partido y que de paso no lo pelotillee, dorándole la píldora para que parezca que es él, el que piensa y decide?... No, no sé en otros países, pero aquí, es imposible y por ello así nos va... no es de ahora, es de siempre; los mejores cerebros se tienen que ir fuera a producir para otros.



Los imbéciles políticos o gobernantes, no han aprendido aún, que la mayor riqueza “del territorio”... SON SUS CEREBROS Y QUE EL VERDADERO Y MÁS ÚTIL CEREBRO NO ES PARTIDISTA... puesto que piensa “en un todo y nunca en una parte”... sencillamente, la mezquindad no entra en sus neuronas.



Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)