Translate

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 5 de marzo de 2012

EXPOLIO FISCAL, PACTO FISCAL, LA INDEPENDENCIA… Y LAS VEGAS…

“El Govern cree cuestión de vida o muerte acabar con el “expolio fiscal”.

Rafael del Barco Carreras

Barcelona 5-03-2012. Continúa la campaña de tópicos. En lugar de la confrontación Madrid-Barcelona, que por lo visto colma las emociones de un millón de catalanes, nuestros políticos deberían dedicarse a los 3 o 4 millones, con ancianos y niños, necesitando la ESPERANZA de no acabar en el paro o salir de él, de no entrar o formar parte de la maldita legión de la economía sumergida (en sus muchas versiones a cual peor) o de las colas de Cáritas y comedores sociales… la ESPERANZA de no morirse de hambre.

Tampoco ilusiona demasiado que nos prometan en competición con Madrid la posibilidad de acabar de camareros o mamporreros, de prostitutas, chulos y camellos, en un macro complejo de ocio, LAS VEGAS, que en TV3 machacando, un directivo de MACAO compara con DISNEY… pero para mayores. Cuenta que tienen hasta clínica para las “adicciones al juego”… no habla de “gomas y lavajes” o SIDA, más la despertadas gonorreas y sífilis… o las terribles adicciones a las DROGAS, el principal y más rentable negocio en sus DISNEY PARA MAYORES. Olvidándose de otros daños colaterales como la infinidad de denuncias y pleitos por actividades mafiosas que su jefe tiene en EEUU y todos los países donde radican sus hoteles-casino de hasta 3.000 habitaciones. El “Paradise” de La Junquera, o los cerrados Riviera y Saratoga, multiplicados por 100. Me pregunto porqué PARÍS no ha montado su LAS VEGAS-DISNEY.

Nada más lejos de mi intención alistarme a ningún “ejército de salvación”, ni predicador de moralinas, a lo único que me alisto es a luchar contra unos “cretinos”, nuestros políticos, que al paso que vamos, las pensiones mínimas y subsidios sociales continuarán la mitad que las francesas ¡y bajando por el aumento impositivo!, y la diferencia, aunque sea otro tópico insistir, entre ricos y pobres, se convierte en abismal… y que la Gran Corrupción continúe como en los buenos tiempos de la Burbuja Inmobiliaria, demostrado en la Diputación y Urdangarín (cuyas facturas en Cataluña nadie denuncia), o LA CAIXA engañando a sus depositantes.

Cada día, a cada minuto, en la Prensa y Tele barcelonesas y subvencionadas, aparecen el “expolio fiscal” o Jordi Pujol reclamando una independencia imposible; el manjar intelectual de sus bases… pero nadie nos cuenta el EXPOLIO por la casta política catalana de las CAIXAS CATALANAS, de las diez convertidas en dos. Diez quiebras convertidas en DOS que debe tragarse el Estado, España. Y tampoco soy “españolista”… pero las cosas por su nombre.

Si los números de las balanzas fiscales y ese “expolio” es etéreo, subiendo o bajando según el catalanismo emocional de cada medio de prensa o comentarista, los últimos números de las caixas mostraban unos activos de 100.000 millones de euros (no incluyo LA CAIXA con 240.000 más o menos)… de los que quizá, y aquí entraré en las mismas fantasías catalanistas pero al revés, más de 50.000 millones no solo son conflictivos por la desvalorización de pisos y terrenos garantizando sus hipotecas, sino por comprometidos en operaciones y créditos rayanos en la estafa. Ningún medio nos cuenta sobre los terrenos en Badalona, Besós, inmobiliarias asociadas en Diagonal Mar y en cientos de promociones (públicas y privadas) cuyas pólizas de crédito jamás se pagarán, los municipios y sus empresas quebradas que deberá pagar el Estado (de lo que dudo), las miles de hipotecas subprime en los barrios VPO franquistas, y en general en casi todas las promociones VPO… y tan largo etc. que de memoria es imposible relatar.

Insisto, ni en el mejor de los pactos fiscales Cataluña podrá en décadas amortizar su descalabro inmobiliario, la gran estafa inmobiliaria construyendo pisos invendibles de hasta 2.300.000 euros.

Dice hoy EL PERIÓDICO; “El Govern cree cuestión de vida o muerte acabar con el “expolio fiscal”.

¡Claro que entre los DOS ESTADOS nos están “expoliando” en particular y a cada uno de los catalanes! Y en ello, dejando hasta mejores tiempos otras entelequias, deberían centrarse nuestros políticos.

LA VANGUARDIA; “Jordi Pujol votaría “si” en un referéndum por la independencia”. El expresidente de la Generalitat ha denunciado que existen presiones para que Cataluña se convierta en “algo residual” o que incluso desaparezca.”

El milagro es que no haya “desaparecido” bajo el mar de la Gran Corrupción, alimentada por sus ambiciosos colaboradores y por socialistas a lo Narcís Serra. O bajo los cientos de miles de enchufados a dedo en la elefantiásica estructura política y parapública.

Si se alcanzara la Independencia deberíamos rezar para no caer en las mismas manos los próximos 32 años. ¡Ni yo ni él lo veremos!







































Puestos a soñar... se podría constituir el "Paraiso Fiscal Independiente del Baix Llobregat", con capital en la nueva EUROVEGAS o MACAOCATALANA. Indiscutible la abolición de toda legislación, no ya española sino europea, sobre juego, drogas,tabaco,circulación de moneda, y prostitución. !Poco menos es lo que piden!

En cuanto al rio Llobregat y su acuifero subálveo (que tantos problemas y denegación de licencias costó a los promotores inmobiliarios) o el Parque Natural del Delta... como cuando llueve demasiado (pocas veces por desgracia) rezuma por plantas bajas, sótanos y waters... ya se solucionaría sobre la marcha.

Y en cuanto a los aviones... pecata minuta... en Honkong casi rozan los edificios, o se contruyen las pistas en el mar.





















Y la opinión de ANTONIO GARCÍA FUENTES

“Los insaciables necesitan una dieta eficaz”

Como el ansia (o las ansias) de dinero, en la mayoría de individuos que lo padecen es una enfermedad que no sólo afecta a ellos, sino que en casos extremos afectan a la sociedad; hay que ponerles coto para que esa enfermedad no se contagie más; puesto que ese contagio, cual es la avaricia desmedida; ya ha hecho demasiado daño y lo seguirá haciendo si no se les pone... “una buena medicina”.

Lo dijo Pitágoras hace ya dos milenios y medio... “No aspiréis a haceros ricos, producirías muchos más pobres”; “mantened a vuestro gobernados en un término medio; pobres se envilecen... ricos, se llenan de soberbia”. Luego se ha demostrado en las sociedades modernas, que son “las clases medias” (o burgueses) los que de verdad, conformaron sociedades avanzadas en su tiempo y en todos los sentidos humanos de la vida. Es; cuando se dispara la avaricia, cuando empiezan a agudizarse los problemas, que siempre terminan convirtiendo a la sociedad en los dos extremos que ya vaticinara el “Maestro de Maestros”, que en otras palabras afirmó lo que yo cito de memoria.

¿Por qué hoy me expreso así? Veámoslo, e invito a mis lectores que una vez leído el extracto que les copio, interioricen el mismo y manifiesten sus sentimientos, que espero sean lo constructivos que ya estos casos extremos necesitan; puesto que estos casos no son el simplemente hacerse ricos y producir riqueza; son los de los perniciosos acaparadores de riqueza sin producir apenas nada... se les denomina “especuladores”; pero merecen calificativos mucho más contundentes por lo despreciables que llegan a ser... ¿No se dan cuenta de ello... tan ciegos o encegados se encuentran revueltos con sus montañas de dinero? Veamos.

“En el año de su polémico indulto por el Gobierno Zapatero, el primer ejecutivo de Emilio Botín (Alfredo Sáenz) se embolsó 11,6 millones de euros, eso sí, un 8% menos que en el año anterior. Esta tendencia choca de plano con la política de austeridad emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy, que a las dos semanas de llegar al poder aprobó la congelación del sueldo de los funcionarios en 2012 y la ampliación de su jornada laboral a 37 horas y media semanales, dos horas y media más. Era sólo el principio, pero la senda del camino a recorrer, a tenor de la pregunta que se hizo a sí mismo el propio Bill Gates a su paso por España estos días: "¿Por qué no han bajado aquí los sueldos?". El fundador de Microsoft, uno de los hombres más ricos del planeta, puede hablar de primera mano de ejemplos entre la clase empresarial de EEUU, como el caso del fallecido Steve Jobs, que se puso el sueldo simbólico de 1 dólar por estar al frente de Apple, de la que era dueño, o el del inversor Warren Buffet, que ha reclamado que los ricos paguen más impuestos”. (El Confidencial 29-02-2012)

Por otra parte veamos otros casos significativos:

Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola, superó ampliamente los cinco millones de euros en 2011. Galán ya percibió 5,34 millones de euros en 2010, complementados por títulos de Iberdrola Renovables valorados en 1,6 millones de euros. Más modesto, el presidente del BBVA, Francisco González, tributará por unos ingresos de 4,97 millones de euros, según consta en el Informe de Gobierno Corporativo de la sociedad. Mientras, su consejero delegado, Ángel Cano, tuvo que conformarse con una retribución de 3,63 millones de euros. El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que se quedó en 2,34 millones. El presidente del Santander, Emilio Botín, vio entrar en su cuenta corriente 4,50 millones, un 9,5% menos. Su hija Ana Patricia, que en 2011 se estrenó al frente de la filial británica Santander UK, percibió 5 millones de euros. Paradójicamente, también hay outsiders. Y en sectores en ruina. El consejero delegado del Grupo Prisa, Juan Luís Cebrián, supera a Galán y González y aspira legítimamente al pódium. Se embolsó en el año 8,2 millones de euros -entre retribuciones en metálico y acciones- después de que la compañía registrara pérdidas netas de 451 millones de euros tras acometer importantes provisiones”.

Hay muchos más como estos incalificables, que les importa un bledo todo lo demás...? http://www.elconfidencial.com/economia/2012/02/29/los-sueldos-millonarios-del-ibex-35-chocan-con-la-austeridad-del-gobierno-93472 Pueden ver el resto aquí.


La solución sería un verdadero impuesto sobre la (alta) renta y que gravaran las rentas altas hasta un 99,50%, o sea y más claro dejar a los tipos establecidos, hasta los quinientos mil euros (más de 83.000.000,-- de pesetas; que ya es una cantidad como para vivir como príncipes y todo el año y aún con las deducciones por impuestos) y a partir de ahí, aplicar un 90 % de impuestos, y cada fracción, ir subiendo un dos por ciento más... así el dinero que rentaran las empresas se quedaría en estas y no tendrían más remedio que reinvertirlo, o irían a parar a las exhaustas arcas del Estado. Y ojo, hablo de rentas físicas, sea en dinero contante y sonante o en especie material, acciones, bonos, o lo que se inventen estos sinvergüenzas, que descapitalizan incluso las empresas para llevárselo limpio de polvo y paja y casi seguro hacia paraísos fiscales... ese dinero no creo se quede nunca en España para que aquí siguiera produciendo. Lo que no puede seguir siendo, es que las clases medias y los trabajadores que aún trabajan y cobran nómina; SEAN LOS QUE SOPORTAN LA MAYOR PARTE DE ESOS ABUSIVOS E INJUSTOS IMPUESTOS SOBRE LA RENTA... ¿Qué renta preguntamos al Gobierno... si la mayoría se desloma para poder vivir medianamente y cada vez los empobrecen más? ¿Qué dicen a todo esto el Sr. Rajoy y su equipo de expertos?

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí más)



Y enviado por ANTONIO MARÍN SEGOVIA


Publicado: 5/03/2012

Mientras el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia y otros singulares monumentos de la Comunidad Valenciana esperan intervenciones urgentes que eviten su ruina, el actual ministro de cultura, sigue obsesionado en imitar al inquisidor Torquemada, aprobando normas que atentan contra la realidad y contra el interés general.

La creación de una Dirección General de Cultura Libre y la derogación de la Ley Sinde-Wert son dos de las medidas urgentes que deberían asumir el gobierno de Rajoy, así como reactivar los mecanismos administrativos y legales que permitan el inicio de la V fase de ampliación y mejora de la segunda pinacoteca de España, hoy una institución sin dirección cualificada y sin una programación coherente.

Tampoco nos olvidamos de otras cuestiones, como es la necesidad de acabar con la degradación y abandono que sufren los entornos de conjuntos monumentales tan singulares como el monasterio de San Miguel de los Reyes, BIC tan extraordinario como la Lonja de la Seda o de los Mercaderes de Valencia.

Igualmente, debería ser prioritario para el ministerio de cultura, iniciar la rehabilitación del conjunto del Cabanyal, tal y como llevan años reclamando los ciudadanos agrupados en torno a la Plataforma Salvem el Cabanyal.

Pero lamentablemente el ministro de cultura, Sr. Wert parece más preocupado en servir con fidelidad perruna a los intereses de la obsoleta industria discográfica y cinematográfica, olvidándose de los avances tecnológicos y los cambios de consumo que ha experimentado la sociedad española en los últimos años.

Resulta lamentable la miopía que demuestra el actual ministro y sus predecesores, todos ellos incapaces de establecer vías de diálogo con las entidades y ciudadanos que llevamos años reclamando cauces de participación horizontales, en aras a democratizar y extimular el acceso a la cultura en todos sus ámbitos, dentro de los nuevos marcos que ofrecen las nuevas tecnologías.

Nadie quiere perjudicar a los autores y a los propietarios de bienes, pero sí conviene adaptarse a las nuevas realidades del mercado y a los hábitos que imperan en nuestra dinámica y compleja sociedad.

El RD que permite el cierre de páginas webs por una comisión administrativa, organismo creada por el ministerio de cultura, supone un nuevo atentado a todo nuestro ordenamiento jurídico, dado que esas webs ya han sido absultas en su día por los tribunales, en sentencias ejemplares.

Pretender asumir competencias judiciales por parte de una comisión administrativa, es una medida ilegal, que demuestra el desprecio hacia la legislación y hacia las ejemplares sentencias dictadas hasta la fecha.

Los ministros de cultura que hemos tenido en los últimos años en España, han demostrado carecer de la capacidad intelectual e independencia necesaria para velar y potenciar la difusión y acceso cultural para todos nuestros conciudadanos, actuando únicamente para favorecer los intereses depredadores de grandes grupos empresariales, anclados en el pasado y con nula visión de futuro comercial.

A las entidades cívicas que sí amamos la cultura y deseamos que nuestros conciudadanos puedan vivir digna y libremente, nos toca hacer el papel que debería asumir y desarrollar el ministerio de cultura y otras instituciones públicas. Y eso significa que el Estado ignora, cuando no desprecia, sus objetivos e intereses fundamentales.

Algo va mal cuando es la sociedad civil la que tiene que defender la libertad y el interés general.


Cercle Obert de Benicalap

foto
foto


Los cuatro últimos ministros de cultura - Carmen Calvo, César Antonio Molina, Ángeles González-Sinde y ahora Jose Ignacio Wert - han estado sistemáticamente entre los peor valorados de sus respectivos gabinetes.
Dos mujeres y dos hombres, en gobiernos de dos colores diferentes, con experiencias y currículos sumamente variados… ¿eran tal vez todos ellos torpes de solemnidad? ¿Ignorantes? ¿Perversos? ¿Corruptos? ¿Arrogantes? ¿Qué lleva a que la cartera de cultura, con connotaciones supuestamente positivas para el ciudadano medio, sea merecedora de un tratamiento semejante?
Hagamos un pequeño análisis de algunos de los motivos que posiblemente puedan estar teniendo alguna influencia en el hecho de que tan negativa valoración se mantenga de una manera tan sostenida y persistente en el tiempo:

  • No existe un ministerio (o una secretaría de Estado) de cultura como tal, sino un “ministerio de industria cultural”. Su interlocución se produce de manera exclusiva con los lobbies y los empresarios de la industria del entretenimiento (discográfica, cinematográfica y editorial), que reclaman constantemente la protección de sus negocios mediante leyes más propicias y subvenciones.
  • Los ministros asumen de manera directa e inmediata la dialéctica propia de dicha industria. Los ministros, desde el primer día que juran o prometen su cargo, comienzan a hablar de “robo”, “expolio”, “piratería”, y a referirse a internet como “un problema que hay que resolver”… cuando internet es, en realidad y desde hace ya muchos años, el mayor y más potente aliado de la cultura.
  • Enfrentamiento frontal y permanente con los que llaman “los internautas”. Cuando, en realidad, un porcentaje cada vez mayor de españoles son ya usuarios de internet. El enfrentamiento de los ministros de cultura tiene lugar, en realidad, con todos los ciudadanos dotados de un mínimo de sentido común, que ven cómo sus ministros ignoran la realidad de la red y la criminalizan en sucesivas campañas profundamente impopulares pagadas con dinero público. Los problemas de la industria del entretenimiento derivan de su incapacidad para entender a sus usuarios. Los de los ministros de cultura, de lo mismo: cuando no provienen directamente de dicha industria, son “asimilados” completamente por ella.
  • Nula relación con “el otro lado”. No solo es que la interlocución se dé únicamente con los lobbies del entretenimiento, es que además, carece de todo contrapunto susceptible de equilibrarlo, aunque fuese mínimamente. Las posturas de los usuarios son simplificada hasta el ridículo (“todo gratis”, etc.), y sus sugerencias de cambio, a pesar de contar en ocasiones con un importante nivel de elaboración y análisis, son sistemáticamente desestimadas. La única interlocución con los ciudadanos se reduce a intentar “explicarles lo que no han entendido” o a través de “campañas y acciones formativas”.
  • Visión restrictiva del fenómeno cultural, y confusión total con el mundo del entretenimiento. Ministros que “se dejan seducir por la farándula”, se rodean de equipos de personas procedentes de las entidades de gestión, y desprecian toda manifestación cultural que no traiga consigo una licencia de copyright. Que España sea uno de los países con mayor producción cultural mediante licencias libres es un hecho que ha sido permanentemente obviado por todos y cada uno de los ocupantes de la cartera.
  • Desprecio total y absoluto del dominio público, de la liberación de obras, del acceso a la cultura, de la situación de obras huérfanas y, en general, de todo aquello que no esté directamente en la agenda de la industria del entretenimiento. La preservación y puesta a disposición de los ciudadanos del patrimonio cultural, a pesar de su importancia y del valor que muchos ciudadanos le otorgan, nunca ha estado en los planes de los ministros de cultura.
  • Negativa a considerar análisis diferentes a los marcados por la agenda de la industria del entretenimiento. Los datos y estudios utilizados provienen de estudios invariablemente sesgados que son financiados por dicha industria, y se alude a “presiones internacionales” que, en realidad, son gestionadas por los propios lobbies.
  • Asunción de los mecanismos de funcionamiento propios de la industria: la industria del entretenimiento española ha sido acusada en numerosas ocasiones de manejar cuentas de resultados drásticamente hinchadas para obtener subvenciones, de recurrir a la compra de taquilla, de utilizar mecanismos de colusión y monopolio en su acceso al mercado, o hasta de escribir directamente los borradores de determinadas leyes. La identificación entre entidades de gestión, asociaciones y lobbies de la industria y el propio ministerio de cultura es, en el imaginario popular, total y absoluta. La inacción del ministerio en este sentido y sucesos recientes y con fuerte repercusión mediática como el “caso SGAE” no han hecho más que empeorar el tema.

¿No sería interesante plantear de una vez un cambio en la forma de gestionar este ministerio? ¿Dar entrada a un poco de aire fresco? ¿Equilibrar las visiones con respecto a la gestión cultural? Políticamente, resignarse a que los ministros de cultura sean de forma invariable los peor valorados en cada gabinete no parece un enfoque demasiado inteligente…